Portada » Salud »

Virginia Sendel: Cultura de prevención de quemaduras avanza

Virgina Sendel, presidenta de la Fundación Michou y Mau

MADRID (Notimex).- La presidenta de la Fundación Michou y Mau, Virginia Sendel, afirmó hoy aquí que la cultura de prevención de quemaduras tiene avances en México con programas educativos y médicos a fin de reducir el número de muertes de menores en su país.

“Hoy los niños quemados existen” y el deseo es “que en México se les pueda atender a todos”, dijo a Notimex tras recibir de manos de la reina Sofía el Premio Social “Mejor acción de prevención de accidentes y daños de la salud”, que le concedió la Fundación Mapfre.

En un acto en el Centro de Formación de la Fundación Mapfre, la reina entregó los Premios Sociales.

En sus declaraciones a Notimex, Sendel expuso que “hay un antes y un después de los 15 años de trabajo de Michou y Mau’ para ‘tratar de hacer consientes a gobiernos, la iniciativa privada y los medios de comunicación, de que los quemados existen, sufren y cuesta atenderlos”.

Recordó que ella creó esta Fundación luego que en un incendio murió su hija Michelle (Michou), y su nieto Mauricio (Mau) falleció 20 días después por no haber podido recibir atención especializada.

Su otra nieta Camila logró sobrevivir gracias a los tratamientos del hospital Shriners, de Galveston, Texas, con el que crea una alianza “para que no sigan muriendo niños mexicanos por falta de atención”.

“Ancestralmente el mexicano no le tiene miedo al fuego, y nadie ha enseñado a los niños que no se quemen, y hay que empezar de cero; es trabajo fuerte y Michou y Mau ha empezado con trabajo a Trainers del Hospital Texas que los atienden a forma gratuita (unos 30 al mes) y pagamos nosotros el traslado”, dijo.

Recalcó que la fundación ya tiene ocho unidades en Chihuahua, Veracruz, Monterrey, Ciudad Victoria, Guadalajara, Xochimilco y seguirán en Chiapas y Playa de Carmen; se han capacitado a 30 mil médicos, enfermeros y bomberos, y algunos se capacitan en el hospital de Galveston.

“La idea es que a la larga nosotros podamos atenderles en México, pero nos faltan los equipos y 40 años de experiencia en eso que tiene Galveston, pero es un trabajo de hormiga que sigue haciendo”, precisó.

Sendel destacó que además se ofrece el servicio telefónico ‘Quematel’, y se cuenta con tres camiones museo que recorren el país y formarán parte de una campaña de prevención de 10 años “que es un tiempo razonable para enseñar que hay que reducir el número de quemados”.

Reiteró que en México los accidentes en el mar o ríos es la primera causa de muerte de menores, seguido por los quemados (lo que afecta a unos 130 mil niños).

Sobre proyectos a futuro, manifestó que al haber ganado la campaña de la fundación un Caracol de plata (premio al mejor mensaje iberoamericano de beneficio social), países como Panamá y Nicaragua quieren repetir el esquema.

Además abundó que en México se avanza en la preparación para atención a quemados en el Hospital ‘Manuel Gea González’ de México para cirugías de cara y manos a menores de 10 a 15 años, y el hospital Shriners de México, que cuenta con 10 camas para atender secuelas.

“Cada día son menos los que se mandan a Estados Unidos a atenderse y es donde ha cambiado la historia, y se sabe más por educación y por salud para que no se quemen”, agregó.

Sostuvo que el premio ‘Mejor acción de prevención de accidentes y daños de la salud’, dotado de 30 mil euros (unos 40 mil dólares) le alienta para continuar con los proyectos de la Fundación, y que en algunos de ellos lo hará programas que Mapfre en México.

En esta edición también fueron premiados el oftalmólogo español Joaquín Barraquer Moner, la Fundación Nipace de atención a menores con lesiones cerebrales y trastornos neuromotores, y el Servicio Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil.

 




Volver arriba