Tener hijos, tu decisión
Portada » Salud »

Tener hijos, tu decisión

Maestra en Psicología Rebeca Vences Solís

¡Hola, Rebeca! Tengo 35 años y una relación muy bonita desde hace cinco. Desde el inicio mi esposo y yo decidimos no ser papás y hasta ahora todo ha ido muy bien, sin embargo muchas personas me dicen que por mi edad es mi última oportunidad, que debería embarazarme porque después será más difícil. ¿Debo hacerlo? Laura.

Hola, Laura. La decisión de ser mamá ha dejado de tener el peso social que antes tenía. Ya son muchas las mujeres que optan por darle prioridad a otras facetas de su vida, como la profesional, personal y de pareja, y cuando lo deciden de forma consciente, sin presiones de ningún tipo, tienen una vida feliz, debido a que sólo ellas son las responsables de su vida.

Probablemente tu duda esté más enfocada a si más adelante podrían arrepentirse de no haber optado por un embarazo y, por lo tanto, fuese demasiado tarde para cuando se decidieran tú y tu esposo. Por fortuna, los avances en la Medicina permiten saber que, si bien la edad ideal para ser madre es hasta los 35 años, sobre todo cuando es primeriza, no necesariamente se trata de una limitante, en especial si hablamos de una mujer saludable, con una dieta balanceada, que hace ejercicio regularmente y cuenta con asesoría médica.

Es decir, que si cubres con los mínimos necesarios para ser considerada una persona sana, situación que también es deseable en mujeres con menor edad que tú, la alternativa del embarazo puede ser viable durante algunos años más.

A pesar de que ser madre es una prerrogativa exclusiva de las mujeres, por lo que mencionas desde el inicio de tu relación de pareja éste ha sido un tema que has platicado con tu esposo, por lo que te sugiero seguir en esa línea, ya que ambos estarían involucrados y seguramente entre los dos podrán llegar a una decisión que se amolde a su estilo de vida.

Recuerda que el sentido que adopten será definitivo para que continúen como hasta ahora han hecho o modifiquen algunas de sus actividades cotidianas para darle cabida a un bebé en su vida en común. En su caso, quienes serán mamá y papá serán sólo ustedes, por lo que la decisión deben tomarla considerando sus deseos, proyectos y necesidades. A pesar de que tus papás, suegros, hermanos y demás familiares o amigos les den razones a favor o en contra de que se embaracen, ésta es una medida que sólo los debe involucrar a ustedes dos.

Agradezco a la fundación Proyecto una Mejor Sonrisa, A.C., por ofrecer su apoyo a la niña que nació con labio leporino y paladar hendido, cuyo caso se mencionó en este espacio la semana pasada.

Si tienes alguna duda sobre el ser papá o mamá, escríbeme a serpadresmerida@ gmail.com. Si requieres apoyo para tratar algún problema personal o familiar, pide una cita al teléfono 317-59-17.




Volver arriba