Portada » Salud »

Síndrome del ojo seco, común pero poco diagnosticada

Comunicado de prensa

En la mayoría de los casos se presenta de manera lenta y progresiva, por lo que el enfermo se va adaptando de manera inconsciente a esa nueva circunstancia

Carlos González Cervantes, jefe de la División de Oftalmología del Hospital General Regional (HGR) 12 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Yucatán, informó que la pérdida o alteración de las funciones que cumplen las lágrimas, produce un trastorno que se manifiesta como sequedad de los ojos, mismo que en medicina se conoce con el nombre de xeroftalmia o síndrome del ojo seco.

La xeroftalmia es un problema relativamente común, pero poco diagnosticado, ya que la mayoría de veces se detecta en forma tardía debido a que los pacientes no consideran importantes las molestias y, por lo tanto, no van a consultar con su médico.

En la mayoría de los casos, la sequedad de los ojos se presenta de manera lenta y progresiva, por lo que el enfermo se va adaptando de forma inconsciente a esa nueva circunstancia. Además, estos pacientes llegan a presentar infecciones oculares con mayor frecuencia que las personas que no lo padecen, pero en muchas ocasiones no las relacionan con la sequedad de los ojos.

El doctor del IMSS indicó que este padecimiento puede tener origen en una gran variedad de condiciones y presentarse a cualquier edad, aunque mayormente se observa en personas de edades avanzadas o entre quienes están expuestos a pantallas electrónicas luminosas.

Los síntomas característicos en los pacientes que sufren xeroftalmia es la sensación de irritación ocular, como si se tuviera alguna basura en los ojos; cuando es más severa, se presenta ardor en los mismos.

La resequedad también puede hacer que los párpados se adhieran entre sí, lo que puede complicarse con la formación de úlceras en la córnea, trayendo consigo otro tipo de molestias, como dolor y/o hinchazón de la córnea así como un grado variable de visión borrosa.

Aunque el ojo seco se considera en general un problema de carácter benigno, puede convertirse en un trastorno severo considerando las complicaciones antes mencionadas, en especial si llega a poner en riesgo la función visual.

El tratamiento de la enfermedad se establece de acuerdo con la severidad y el tipo de molestias de cada paciente, ya que los síntomas varían de una persona a otra.

Lo más importante, sin duda, es que la población conozca esta afección, para que quienes padezcan de sus molestias acudan a sus unidades médicas, donde especialistas del IMSS les brindarán el tratamiento necesario.




Volver arriba