Portada » Salud »

¿Qué son los ataques de pánico o crisis de angustia?

Ataques de pánico o crisis de angustia

Ataques de pánico o crisis de angustia

Es un súbito e inmotivado miedo o malestar intensos con sensación de muerte inminente y deseos de huida. Nos dice el Dr. Manuel Trava García, médico Psiquiatra del Grupo Médico Colón y el Instituto de Salud mental Mérida y afirma: El índice de intentos de suicidio en la vida por trastorno de pánico, coexistente con Depresión Mayor (DM) aumenta a más del doble:.19.5% que cuando se presentan por separado. Los niveles de MHPG están aumentados (que indica la dis regulación de la Norepinefrina) en el plasma de quienes tienen crisis de pánico y explica la buena respuesta a los medicamentos que la regulan.

La prevalencia-dice- del T. De Pánico y por sexo es del 2 al 5% De la población padece trastorno de pánico” Y la frecuencia es mayor en mujeres 2:1

Y nos hace una descripción clínica del Ataque de Pánico. “Éste se presenta bruscamente en cualquier actividad del día, manejando su automóvil, haciendo cola en un Super mercado o en una fiesta. ¡de pronto ! experimenta Ud.  “sensación de miedo intenso, TERROR y alarma sin ningún motivo exterior . Su cuerpo e intestinos se aceleran, siente ganas de defecar y orinar urgentemente, y teme no llegar…su corazón retumba y palpita aceleradamente, el pecho le duele y oprime , teme un infarto…y morir lejos de ayuda. Le falta aire y respira hondamente pero el aire no alcanza a entrar a sus pulmones más que superficialmente, y siente ahogo. Siente que morirá asfixiado. Alcanza su máximo en 10 min. O menos y dura solamente minutos, raramente 1 hora. todo se desdibuja alrededor y parece irreal, hasta uno mismo, todo se nubla y está  como fuera de foco, hay visión de túnel.

Estas sensaciones, se acompañan de un miedo irracional a presentar una embolia, un ataque cardíaco, a perder la razón o morir… El miedo más intenso puede ser el de perder el total control de sus actos y su conciencia. Ponerse en ridículo.

Usted trata de escapar del lugar por miedo a hacer un papelón, en 10 min, alcanza el máximo, pero después de varios minutos inexplicablemente la sensación desaparece tan bruscamente como se inició, todo vuelve a la normalidad, Sin embargo usted queda preocupado y quiere saber que es lo que le acaba de pasar…

Pero hay ciertas condiciones mínimas para hacer el diagnóstico nos asegura el Dr. Trava y dice: Cada uno de estos episodios se llama “ATAQUE DE PANICO” y si usted ha tenido por lo menos tres de ellos en un período cualquiera de tres semanas, Ud. padece un Trastorno de Pánico, enfermedad curable o controlable.  No todos los ataques se asemejan a las situaciones antes descritas, pero tienen características similares. La experiencia es totalmente distinta a otros sentimientos de ansiedad. Clínicamente, para hacer el diagnóstico ,debe de incluirse por lo menos 4 de los 13 síntomas siguientes, de presentación brusca e imprevisible:

 Sudoración, Falta de aire, Palpitaciones, Malestar en el pecho, Sensación de tambaleo o de ahogo y asfixia, Hormigueo, Accesos de frío o de calor, Desmayos, Temblores, Sensación de irrealidad, Temor de perder el control, de morirse o de enloquecer.

 
No todos lo ataques ni toda la gente tienen los mismos síntomas o la misma intensidad y duración. Pueden presentarse en cualquier parte. Lo peor es que se presentan en ambientes conocidos y en situaciones en las que no hay un peligro real, pero que luego son evitados.  Sin embargo el estallido de terror es tan violento que ataca con todas sus manifestaciones físicas y psicológicas descritas y hace buscar urgente ayuda médica. Y no creer cuando el médico le dice que no padece nada grave detectable.

¿A que se deben estos ataques, moriré o enloqueceré, o tengo algo grave que los médicos no han detectado? Se conciben como una activación brusca del normal sistema de alarma y emergencia (dopaminérgico) del organismo (como en una falsa alarma de fuego). Éste se activa normalmente frente a una amenaza real y la respuesta máxima de miedo puede ser esencial para sobrevivir, es adaptativo pues nos prepara para defendernos o huír, y el cuerpo responde normalmente, acelerando el corazón, subiendo la presión, tensando los músculos y temblor si voy a atacar o defenderme o con sensación de desmayo y relajación brusca, frío y sensación de desaceleración y parálisis para evadir al atacante o huir, pero en el trastorno de pánico ocurre sin razón alguna e intensamente.

Nos habla entonces el Psiquiatra de la conducta posterior y sus consecuencias.

 Después del ataque-Dice el Dr. Manuel Trava- Ud. recuerda todo, hasta el mínimo detalle, por la experiencia devastadora. Y aunque dure unos cuantos minutos, es probable que Ud. acuda a los servicios de emergencia de hospitales con frecuencia. Ahí, si es atendido prontamente, lo cual no siempre ocurre, aumentando el terror,  puede ser sedado o tranquilizado y realizársele estudios sencillos o complicados y a veces riesgosos o caros que resultarán normales y Ud. Pudiera quedar tranquilo la 1ª, pensando que fue un episodio único que no se repetirá…  HASTA QUE OCURRE DE NUEVO.  

Cuando no se detecta o no se trata progresa y produce aún más trastornos, la amenaza de no saber cuando se iniciará conduce a una anticipación de los ataques, un verdadero MIEDO AL MIEDO. Miedo expectante. Es posible entonces que evite las situaciones y lugares comunes en los que se presentó el pánico, su actividad y su vida  comienza a restringirse en una forma nociva e irracional de vivir. El círculo se cierra. Algunas personas desarrollan miedo a encontrarse en lugares públicos o en situaciones en los cuales sea difícil escapar o pedir ayuda y al mismo tiempo temen quedarse solos; esto se llama AGORAFOBIA. Algunos no han salido de sus hogares por años, otros solo pueden salir acompañados,  y no pueden quedarse solos, por lo que el trastorno afecta también las vidas de familiares y amigos. Algunos ejecutivos o vendedores se confinan a la ciudad o a rutas establecidas para ser menos disfuncionales.

-Hablemos dice el Dr. Trava de las consecuencias de no diagnosticarlo-.  El trastorno de pánico se confunde con una gran variedad de problemas médicos y si no es sospechado, puede llevar al paciente a un peregrinar por médicos y procedimientos diagnósticos costosos  y  algunas veces peligrosos o dolorosos e inútiles y sin resultados.  El paciente se averguenza, pues le dicen los diferentes especialistas y familiares “que no tiene nada” y con su voluntad o su fé, sería suficiente para curarse. Pero se siente impotente.

En resumen los criterios para diagnosticar Crisis de Angustia o Ataque de pánico son:
Aparición TEMPORAL  y AISLADA de MIEDO y MALESTAR INTENSOS, de inicio BRUSCO e INESPERADO, que llegan al máximo en 10min.Acompañada de 4 o más de los siguientes 13 síntomas :1-Palpitaciones, vuelcos y sacudidas del corazón, aumento de la frecuencia cardíaca. 2-Sudoración.3-Sacudidas o temblores 4-ahogo o falta de aire.5-Atragantarse o “nudo en la garganta”6-opresión o malestar torácico.7-Escalofríos o sofocación8-Náuseas o molestias abdominales.9-Inestabilidad, mareo o desmayo.10-Des- realización o des- personalización.11-Miedo a morir…12-A perder el control o volverse loco 13-parestesias, entumecimientos, hormigueos o calambres
Pero, ¿qué hacer para tratarlos? Le preguntamos.

 En la actualidad hay tratamientos  innovadores,  que pueden ofrecer alivio eficaz y rápido a millones de personas que padecen trastorno de pánico- nos responde el Dr.Trava García- Es importante la psico educación, para que el paciente y los familiares sepan que le sucede, y que hacer en esos momentos. El médico que puede ayudarlo es indudablemente el Psiquiatra con psicoterapia y modernos tratamientos de medicamentos no adictivos y sin riesgo. Formando  equipo con psicólogos entrenados en terapias de relajación y cognitivo conductuales indispensables concluye.

www.saludmentalmerida.com.mx
Dr. Manuel Trava G.

Etiquetas:, , ,