Portada » Salud »

Prevenga abortos espontáneos con supervisión continua del embarazo

El aborto espontaneo se define como la pérdida involuntaria del embarazo antes de que el feto sea viable, es decir, antes de las 22 semanas de gestación. Las causas de un aborto espontaneo son múltiples; entre las que suceden de una forma más frecuente es una malformación en el desarrollo del cigoto, embrión, feto temprano o a veces la placenta, indicó Gumersindo Vázquez Castillo, especialista en ginecología y obstetricia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán.

Consiste en la terminación del embarazo por cualquier circunstancia, antes de que el feto esté suficientemente desarrollado para sobrevivir.

Las causas genéticas son las más comunes, también algunos factores maternos suelen influir en el incorrecto desarrollo del producto, entre los cuales destacan las infecciones como herpes, sífilis, el virus del VIH y la presencia del estreptococo. Los tratamientos previos al embarazo han demostrado prevenir el aborto espontáneo recurrente.

La base principal para el manejo del aborto es su diagnóstico, y el seguimiento adecuado de las consultas de supervisión del embarazo. En el Seguro Social se dispone de tecnología que facilita el diagnóstico temprano del embarazo, lo que ha permitido avances en la prevención del aborto y los cuidados prenatales.

La ultrasonografía y diversas pruebas que se le pueden realizar a la madre facilitan el diagnóstico y manejo de pacientes con un embarazo anormal.

Más del 80 por ciento de los abortos se producen en las primeras 12 semanas, por anormalidades en el crecimiento y desarrollo del embrión; de éstos, sólo el 50 o 60 por ciento de los abortos del primer trimestre o del inicio del segundo trimestre hay presencia del embrión o feto identificable. El resto es dismórfico (sin forma), con crecimiento disminuido o se trata de productos demasiados macerados como para poder examinarlos.

Las malformaciones cromosómicas causan por lo menos la mitad de los abortos tempranos. El riesgo aumenta tanto con la cantidad de partos como con la edad materna y paterna. La frecuencia de abortos reconocidos en forma clínica aumenta en un 12 por ciento en las mujeres menores de 20 años de edad, así como en las mayores de 40 años. Además, la incidencia aumenta si la mujer queda embarazada dentro de los tres meses posteriores a un parto que llegó a su término.

Las pacientes con aborto espontáneo temprano pueden o no presentar sangrado transvaginal y dolor abdominal. El sangrado es la complicación más frecuente del aborto.

Se debe recordar la importancia de acudir con su médico, sobre todo si se detecta algún tipo de sangrado vaginal; ya que es la complicación más frecuente del aborto,  se caracteriza por ser de color rojo o café obscuro y con frecuencia acompañado de dolor.

El Seguro Social invita a todas las mujeres para que acudan con sus médicos a revisiones periódicas; así como a los módulos PrevenIMSS y de Salud Reproductiva, donde se les otorgará orientación e información necesaria para lograr un embarazo exitoso; así como los suplementos necesarios para evitar otro tipo de complicaciones.- (Comunicado No.2320-14)

Etiquetas:, ,