Portada » Salud »

Obesidad, un mal moderno

El cambio de vida en las ciudades trajo alteraciones

La obesidad infantil ha aumentado por la venta de comida chatarra

MÉXICO.- Los dos principales problemas de salud pública en México son la obesidad y el sobrepeso, debido a que ocupa el primer sitio a nivel mundial en obesidad infantil y el segundo en adultos, informó el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Según el portal sinembargo.mx, el gasto del presupuesto para atender estos padecimientos es del 7% del Producto Interno Bruto (PIB), sólo dos puntos porcentuales por debajo de lo que invierte Estados Unidos.

Datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición indican que uno de cada tres adolescentes de entre 12 y 19 años presenta sobrepeso u obesidad en México.

Cifras que no mienten

Para los escolares, la prevalencia de sobrepeso y obesidad ascendió un 26% para ambos sexos, lo cual representa más de 4.1 millones de escolares con este problema.

La principal causa a la que se apunta son los malos hábitos en la alimentación, que desembocan en una prevalencia del sobrepeso de un 70 por ciento en la edad adulta.

A largo plazo, la obesidad favorece la aparición de enfermedades tales como diabetes, infartos, altos niveles de colesterol o insuficiencia renal, entre otros.

Actualmente, la diabetes es el mayor problema al que se enfrenta el sistema nacional de salud: es la principal causa de muerte en adultos, la primera causa de demanda de atención médica y la enfermedad que consume el mayor porcentaje de gastos en las instituciones públicas.

Más allá de la apariencia, según los especialistas, a futuro podrían generarse cambios fenotípicos debido a la mala alimentación que ahora tenemos, ya que al unirse una pareja con sobrepeso u obesidad, los hijos serán propensos a tener sobrepeso u obesidad porque “ya traen la herencia”, indica “El Diario de Chihuahua”.

El antropólogo físico Daniel Calderón Carrillo señala que en el estado de Chihuahua ya se han manifestado dichas modificaciones, principalmente en los niños.

“Si tomamos en cuenta que la obesidad ha tenido un aumento en los últimos años seguramente sí habrá cambios fenotípicos relacionados con el cuerpo en el futuro aunque, aún no hay estudios claros al respecto”.

El también catedrático de la Escuela de Antropología del Norte de México, recordó que la Organización Mundial de la Salud declaró en 2010 a la obesidad como una pandemia a nivel mundial mientras que México fue declarado como el primer país con personas con sobrepeso y obesidad.Para el 2012, según datos del IMSS, Chihuahua tenía el mayor número de niños con sobrepeso y obesidad en todo México.La obesidad, agregó Calderón Carrillo, es una enfermedad multifactorial siendo la mala alimentación, el sedentarismo y la cuestión genética los factores más importantes para su desarrollo.

El avance de la enfermedad es alarmante debido a que es crónica y en la mayoría de los casos la gente muere debido a las enfermedades que se generan a partir de ella.En el caso específico de las etnias indígenas, los peor alimentados son los que están en las ciudades porque consumen más comida chatarra mientras que los de la sierra se alimentan de lo que cosechan”.Según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, el 71.3% de los adultos mexicanos tenían sobrepeso y obesidad, al igual que la tercera parte de niños y adolescentes.Después de Estados Unidos, México ocupa el segundo lugar con este problema entre los miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE).Especialistas señalan que el país enfrenta la paradoja de tener desnutrición infantil en algunas zonas rurales, mientras que al mismo tiempo hay un índice elevado de sobrepeso entre niños que presentan este problema.

México | Transformación

Los mexicanos registran cambios en enfermedades y causas de muerte.

Consecuencia

Antes de 1980 la mayor causa de muerte eran enfermedades de origen bacteriano, pero a partir de 1990 son males crónicos debido a los cambios que se han generado en las ciudades.

Indígenas

La obesidad se presenta más en los que viven en la ciudad que en quienes viven en el campo.




Volver arriba