Portada » Salud »

Mujeres jóvenes, las más afectadas de artritis y lupus eritematoso

 

GUADALAJARA (Notimex).- El especialista Mario Salazar Páramo expresó que mujeres de entre 20 y 50 años son las más afectadas por problemas articulares como artritis reumatoide y lupus eritematoso.

El titular del Departamento de Investigación en Salud del servicio de Reumatología del Hospital de Especialidades del IMSS en Jalisco agregó que ‘el impacto es mucho, dado que sin tratamiento puede generarse dolor, recaídas e incluso incapacidades, sobre todo porque son mujeres jóvenes en edades productivas’.

Manifestó que es importante la detección oportuna para mejorar su calidad de vida.

Dijo que ambos padecimientos se presentan con mayor frecuencia en mujeres, ‘la prevalencia de artritis reumatoide es de tres casos en pacientes femeninas por cada varón, y hasta nueve casos de lupus eritematoso en mujeres por cada paciente de sexo masculino’.

Comentó que aunque en lo que se refiere a artritis reumatoide se desconoce la causa exacta que da lugar a la enfermedad, se asocia a una probable predisposición genética, aunado a factores ambientales que resultan detonantes.

Subrayó que la artritis reumatoide se caracteriza por una afectación focalizada en las membranas sinoviales que rodean a las articulaciones.

Explicó que lupus eritematoso sistémico se genera a través de un mecanismo autoinmune, que ocurre cuando el organismo detecta proteínas ajenas y activa sus defensas en respuesta a la presencia de estos agentes.

Sobre lupus, afirmó, se ha señalado la existencia de predisposición genética en algunos casos, derivado de que algunas pacientes han presentado antecedentes de la enfermedad en sus familias.

Mencionó que los factores hormonales guardan relación con el desgaste articular.

Detalló que en el caso de mujeres de edad más avanzada y en etapa de menopausia, la baja en la producción de hormonas femeninas como el estrógeno y progesterona tiene repercusiones en la desmineralización y descalcificación que pueden generar riesgos de osteoporosis, que a su vez contribuyen a las fracturas óseas.

Destacó que lupus y la artritis reumatoide son padecimientos severos que, además, pueden ocasionar daños en órganos como riñón en el caso del lupus; y en ojo y pulmones en lo que se refiere a artritis.

Respecto al tratamiento, puntualizó que ambos padecimientos son controlables y manejados con suministro de fármacos, además de complementarse de ser necesario, con terapia de rehabilitación física.

Precisó que se deben tomar medidas precautorias como evitar sobre esfuerzos y cargar objetos pesados en el caso de pacientes con artritis, y mantener hábitos saludables alimenticios y de actividad física, además de no exponerse al sol en lo que se refiere a personas con lupus.

Puntualizó en que el diagnóstico y manejo de pacientes con estas afectaciones articulares debe ser a través del especialista reumatólogo.

Añadió que la importancia de identificar oportunamente estas enfermedades radica en mejorar la calidad de vida de quienes los padecen, ‘muchas mujeres con artritis reumatoide pueden continuar su vida reproductiva, dado que ante la remisión o inactividad del padecimiento, tienen posibilidades incluso de buscar un embarazo’.

‘Los síntomas que podríamos identificar son dolor e inflamación articular, fiebre, caída del cabello y pérdida acelerada de peso, los cuales persistan por más de seis meses’, afirmó.

Indicó que la prevalencia de artritis entre la población en general es de alrededor de 1%, en tanto el lupus eritematoso sistémico afecta a una persona por cada 10 mil.

 




Volver arriba