Microondas, nuevo tratamiento no invasivo contra cáncer en el hígado
Portada » Salud »

Microondas, nuevo tratamiento no invasivo contra cáncer en el hígado

MÉXICO, D.F.- El cáncer de hígado ocupa el cuarto lugar en mortalidad en hombres y el tercero en mujeres. Tan sólo en 2011 se registraron en el país 5 mil 451 muertes a causa de éste padecimiento, explicó el Dr. Carlos Florez Zorrilla, cirujano hepatobiliar y responsable del Programa de Trasplante Hepático del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre del ISSSTE.

Los factores de riesgo para desarrollar un cáncer de hígado son geográficos, siendo los estados de México y Veracruz los que registran la mayor incidencia en éste tipo de cáncer; infecciones virales de Hepatitis B y C; cirrosis, obesidad y tabaquismo, principalmente. Además existe un porcentaje pequeño de la población que puede presentar éste tipo de tumores, sin tener uno de los factores mencionados.

Cuando se diagnostica cáncer en el hígado, el procedimiento más usado es la cirugía, lo cual puede traer complicaciones propias de un procedimiento invasivo. Según el Dr.  Flores Zorrilla, son pocos los especialistas en el país que realizan cirugía de hígado, pues se trata de procedimiento complicado donde existe alto riesgo de hemorragia; en los casos más graves la única alternativa es el trasplante, pero no hay suficientes donadores en México.

Actualmente existe una alternativa para tratar el cáncer de hígado y son los procedimientos ablativos, que son de mínima invasión y no presentan las complicaciones de una cirugía común, pues la recuperación del paciente se logra en menor tiempo, lo cual le permite reincorporarse a su vida cotidiana rápidamente.

Entre estos procedimiento ablativos destaca el procedimiento con microondas, el cual consiste en la introducción de una antena, a través de la cual se suministra calor al área afectada por el tumor y que alcanza temperaturas por arriba de los 60° centígrados, provocando la coagulación y necrosis de las células cancerígenas.

“La ventaja de este procedimiento es que se pueden atacar varios tumores al mismo tiempo, no se requiere abrir al paciente ya que el procedimiento se realiza a través de un ultrasonido y se salva la mayor parte del hígado, lo que ayuda a que sus funciones se reestablezcan”, dijo el especialista.

La ablación con microondas es recomendable para personas con cáncer hepático que no son aptas para una cirugía; pacientes que presenten tumores de hasta cuatro centímetros de tamaño y aquellos que presenten tumores multicéntricos. El tratamiento es de igual efectividad que una cirugía.

Las probabilidades de complicaciones con éste tipo de tratamientos son mínimas; sin embargo, algunas de ellas son ablación de tejidos adyacentes, trombosis de vena Porta, sangrado y abscesos, entre otras.

La utilización de microondas para deshacer tumores a nivel hepático presentan una respuesta completa en el 89 al 95 por ciento de los casos, además de que se puede tratar varios tumores a la vez ya que permite el uso simultáneo de distintas antenas; y es un procedimiento completamente controlado.

De acuerdo con el Dr. Flores Zorrilla, para prevenir este tipo de cáncer se recomienda realizarse un estudio anual de función hepática después de los 20 años de edad para detectar ligeras alteraciones que revelen a aquellos que son potencialmente propensos a enfermedades del hígado y que puedan evolucionar a cirrosis. Posteriormente se debe realizar un ultrasonido cada cuatro o seis meses, así “seguramente no habría un tumor  que se nos pasara por alto”, comenta.

Otras medidas de prevención que se recomiendan son la vacuna contra la hepatitis B, consumo de retinoides y carotenos, además de ultrasonido en población de riesgo.

Tanto en hospitales privados como en el sistema de salud público ya se están aplicando este método y desde hace un año que llegó a nuestro país se han realizado alrededor de 70 procedimientos con microondas, es decir, uno por semana.- (Boletín de prensa)

Etiquetas:, ,