Portada » Salud »

Menopausia prematura afecta cada vez más a la población

En su mayoría, las mujeres comienzan a experimentar cambios en sus ciclos menstruales a finales de los 40 años de edad, hasta que desaparecen por completo en promedio, a los 51 años de edad.  Otras, debido a tratamientos médicos, problemas genéticos o deficiencias hormonales, llegan a la menopausia antes de esa edad, lo que se conoce como menopausia precoz o prematura, informó Álvaro Cámara Ayuso, especialista en ginecología del Hospital General Regional (HGR) número Uno “Lic. Ignacio García Téllez” del Seguro Social en Yucatán.

Informó que la menarquía -primer ciclo menstrual-, se define como el inicio de los años reproductivos de la mujer que por lo general durarán unas décadas terminando, en promedio, a los 50 años de edad. El fin de estos años fértiles se conoce como menopausia, es decir, el cese de los períodos menstruales.

Este fin de la menstruación se puede dar por diversas causas, como que los ovarios ya no disponen de óvulos, no responden a las señales hormonales, han sido dañados o se han tenido que extirpar quirúrgicamente.

Antes de que los períodos se detengan por completo, la mujer atraviesa por un proceso conocido como perimenopausia que puede prolongarse de dos a seis años; algunas experimentan perimenopausias más cortas y otras más largas.

Una vez que la fémina ha dejado de menstruar a lo largo de un año, se considera que ya ha llegado a la plena menopausia, etapa a la que se llega como promedio a los 51 años de edad (lo que significa que la mayoría de mujeres la alcanza entre las edades de 47 y 53 años).

Sin embargo, si presenta la menopausia antes de los 40 años de edad, se considera que es prematura (también conocida como menopausia temprana o precoz). Se calcula que una de cada 20 féminas es afectada por la menopausia prematura.

Desde el punto de su salud física, esto implica que tienen más riesgo de sufrir ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y osteoporosis que el resto de las mujeres. Desde el punto de vista emocional, tiene que enfrentarse a que ha terminado su etapa fértil y ya no podrá engendrar, además de la serie de cambios hormonales que experimentará.

La menopausia temprana puede ocurrir debido a diferentes causas, así como a algunos tratamientos médicos. Es importante decir que si los periodos de una mujer cambian o desaparecen antes de los 40 años de edad, debe acudir al médico ya que aunque pueda ser por una menopausia temprana, también podría tratarse de otra condición: como un embarazo o algún otro trastorno que cause la amenorrea, y que pueda solucionarse con el tratamiento adecuado.

Por lo general, el diagnóstico de la menopausia se confirma cuando la mujer no ha tenido períodos durante 12 meses consecutivos. Para determinar si se trata de menopausia temprana, el ginecólogo preguntará si ha tenido una serie de síntomas, como sofocos o calores, irregularidad en las menstruaciones, dificultad para dormir, resequedad vaginal y disminución del deseo sexual.  

En ocasiones, para obtener un diagnóstico definitivo, el médico puede ordenar pruebas de sangre para descartar otras condiciones, como problemas de la tiroides, y medirá los niveles de algunas hormonas femeninas.

Si se confirma el diagnóstico de menopausia precoz, el médico puede recomendarle algunos métodos para mejorar los síntomas, especialmente si son muy severos, como la terapia de reemplazo hormonal, por ejemplo.

Es importante que se tomen las medidas necesarias para contrarrestar los síntomas, consultar con el especialista y adoptar hábitos saludables para continuar llevando una vida plena y feliz. Realizar actividades, hacer ejercicio y estar en contacto con la familia y seres queridos pueden ayudar en esta etapa de la mujer.- (Comunicado No. 2922 -14)

Etiquetas:, ,