Portada » Salud »

Los riesgos de no dormir

Las personas ya descansan menos por la tecnología

Investigadores realizan una advertencia sobre los diversos riegos a la salud que puede generar no dormir lo suficiente debido a la tecnología

Aseguran que el hombre se ha vuelto “arrogante” y ha desestimado la necesidad del descanso adecuado. La tecnología y la exposición a la luz, los peores estímulos.

Los investigadores advirtieron que la reducción de las horas de sueño puede llevar a desarrollar graves problemas de salud y que los gobiernos deben seriamente tomar cartas en el asunto para solucionar el problema.

El cáncer, las enfermedades cardíacas, la diabetes tipo 2, infecciones y la obesidad están relacionadas con una disminución del descanso.

En un ritmo diario se puede alterar el estado de alerta, el ánimo y la fuerza física.

Consecuencias

Pero los científicos advierten que la vida moderna y una sociedad de 24 horas significa que mucha gente “viven en contra” de su reloj biológico, con consecuencias dañinas para la salud.

El profesor Russell Foster, de la Universidad de Oxford, dijo que hoy en día las personas tienen entre una y dos horas de sueño menos por la noche que hace 60 años.

“Somos una especie sumamente arrogante, creemos que podemos abandonar cuatro mil millones de años de evolución e ignorar el hecho de que hemos evolucionado bajo un ciclo de luz y oscuridad. Lo que hacemos como especies, quizás algo único, es ignorar el reloj. Y actuar en contra del reloj biológico a largo plazo puede originar serios problemas”.

El experto agregó que es un problema que afecta a toda la sociedad, no sólo a quienes tienen diversos trabajos con turnos irregulares.

También agregó que la situación se agudiza en los adolescentes, con jóvenes que para poder dormir toman pastillas de sus padres y a la mañana siguiente se beben tres Red Bulls.

Cada vez hay más evidencias de que la tecnología nos está manteniendo despiertos hasta entrada la noche, lo que reduce el sueño.

“La luz es el sincronizador más poderoso de nuestro reloj biológico interno”, le explica a la BBC el profesor Charles Czeisler, de la Universidad de Harvard.

Según el especialista, las bombillas de bajo consumo, así como los teléfonos inteligentes, tabletas y computadoras, tienen niveles altos de luz en el extremo azul del espectro que está en el punto que afecta el reloj biológico.




Volver arriba