Los berrinches, frustaciones en los niños
Portada » Salud »

Los berrinches, frustaciones en los niños

Experta advierte sobre berrinches o rabietas en los niños

Experta advierte sobre berrinches o rabietas en los niños

GUADALAJARA, Jalisco. (Notimex).- Entre el primer y el cuarto año de vida, el niño está forjando su personalidad, comienza a querer tomar decisiones por sí mismo, pero ante la negativa de sus padres, cuidadores o educadores, se produce en él una frustración que da lugar a los berrinches o rabietas.

 Por ello, la psicóloga del IMSS en Jalisco, Esmeralda Yelisse García Ortega, resaltó la necesidad de entender la naturaleza de los berrinches.

 ‘El niño cuando empieza a caminar inicia un proceso de dependencia-independencia; antes sólo estaba en los brazos, y descubre que tiene poder de decisión’, dijo.

 La experta adscrita a la coordinación de Calidad y Normatividad en la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) de Gineco-Obstetricia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señaló que las rabietas en esta etapa de la vida del niño pueden considerarse normales.

 Sin embargo, si estas continúan sin freno o reacción una vez transcurridos los cuatro años de edad, estas podrían salirse de control, aseguró.

 Añadió que es importante no ponerse ‘al tú por tú’ con el infante, y manejar la situación con la mayor serenidad posible, como adultos, evitando adoptar incluso actitud de histeria si el menor no cumple con nuestras indicaciones.

 Comentó que cuando hace berrinche el niño es importante dialogar con él, por lo que en principio se debe cambiar al pequeño de escenario, es decir, llevarlo a otro lugar ajeno a donde se produjo el incidente que le provocó molestia, a fin de lograr que se tranquilice más fácilmente.

 Explicó que, ante un berrinche, los padres no deberían ignorar al niño, toda vez que esto podría afectar su autoestima, y también es necesario hacerle saber que el berrinche es la situación inaceptable y no él como persona, a fin de no alterar la forma en que percibe que lo aman sus progenitores.

 Una vez que el niño se calme, precisó la especialista del IMSS Jalisco, es importante plantearle las razones por las que obtuvo una negativa y señalarle que no es de esta manera como conseguirá llamar la atención de sus padres o seres queridos.

 La terapeuta apuntó que es necesario anticipar al niño si se cambia de una actividad a otra para evitar que reaccione con frustración o enojo, por ejemplo si se encuentra jugando y enseguida se le mete a bañar, sin previo aviso.

 Añadió que se deben establecer los límites muy claramente por parte de los padres, toda vez que si en un momento dado ceden ante la exigencia del niño él adoptará una postura de dictador dada la permisividad con que es tratado.

Etiquetas:,