Portada » Salud »

Latinoamérica se marca metas para reducir el VIH en 2020

WASHINGTON  (EFE).- Los países de América Latina y el Caribe se han comprometido a mejorar el diagnóstico e incrementar el tratamiento antirretroviral para reducir y poder controlar mejor la epidemia del VIH/Sida en la región.

Las metas -denominadas “90-90-90” por las mejoras cuantitativas que persiguen- fueron acordadas durante el primer Foro Latinoamericano y del Caribe sobre la Atención Continua del VIH, que concluyó hoy en la ciudad de México, según informaron fuentes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Los socios se comprometieron a aumentar al 90 % la proporción de personas con VIH que conocen su diagnóstico, a incrementar al 90 % aquellas bajo tratamiento antirretroviral, y a que el 90 % bajo tratamiento se logre que tenga la carga viral suprimida.

La reunión internacional fue organizada por un conjunto de socios, entre ellos la Secretaría de Salud de México, ONUSIDA y la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

“La expansión del diagnóstico y tratamiento tempranos combina los beneficios clínicos individuales del tratamiento temprano con los beneficios de prevención de la transmisión al nivel de la población”, sostuvo César Núñez, director regional de ONUSIDA para América Latina.

El jefe de la unidad de VIH, Hepatitis, Tuberculosis e Infecciones de Transmisión Sexual de la OPS/OMS, Massimo Ghidinelli, señaló que las nuevas metas son un paso más hacia el control de la epidemia de VIH/Sida, según un comunicado difundido por la organización.

“Si queremos que más personas estén bajo tratamiento y con una carga viral indetectable, es esencial que conozcan su diagnóstico e inicien el tratamiento en forma temprana”, consideró.

Alrededor de 1,8 millones de personas vivían con el VIH en América Latina y el Caribe en 2012. Ese año hubo aproximadamente 98.000 nuevas infecciones, según ONUSIDA.

Según datos de la OPS correspondientes a 2012, el 70 % de las personas que viven con VIH en la región conocen que están infectadas, por lo que ampliar las pruebas contribuirá a que quienes viven con el virus accedan a los servicios de atención y tratamiento que facilite su control, advierten los expertos.

La OPS apunta que a finales de 2013 había más de 800.000 personas bajo tratamiento en la región, según datos preliminares, frente a las 725.000 registradas el año anterior, una mejora que han acordado mantener revisando sus modelos de atención para hacerlos más accesibles a los pacientes.

Los expertos subrayaron que ampliar el tratamiento contribuirá a mejorar la salud de las personas con VIH, reducir las infecciones asociadas al sida y prevenir nuevas. EFE




Volver arriba