Portada » Salud »

La mujer, en desventaja

En diabetes hay que considerar el sexo del paciente

NUEVA YORK.- Cuando los responsables de nuevo análisis sobre diabetes y salud cardíaca observaron los riesgos según el género, descubrieron que las mujeres con diabetes tenían casi tres veces más probabilidades de presentar una enfermedad del corazón en comparación con las mujeres sin diabetes.

Para los hombres con diabetes, el riesgo de enfermedad cardíaca fue un poco más del doble que el de los hombres sin diabetes.

Los hallazgos indican de forma contundente que los médicos deben tener en cuenta el sexo cuando tratan una enfermedad crónica, considera la doctora Tara Narula, directora asociada de la Unidad de Cuidados Cardíacos del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York.

“Se terminaron los días en los que no se distinguía si se trataba de hombres o mujeres”, añade. “Tenemos que considerar a las mujeres como entidades únicas con respecto a sus factores de riesgo. Si reconocemos que existe esta diferencia entre los sexos, tenemos que ser más agresivos en la evaluación y el tratamiento de la diabetes o las enfermedades cardíacas de las mujeres”.

Las mujeres probablemente necesiten un tratamiento más agresivo cuando presenten prediabetes y no deben esperar a recibirlo cuando tengan propiamente la enfermedad, advierten las doctoras Narula y Mary Ann Bauman, directora médica de Salud de la Mujer y Relaciones Comunitarias de Integris Health en Oklahoma City y vocera de la Asociación Estadounidense del Corazón.

Resistencia

En la prediabetes, las personas empiezan a desarrollar una resistencia a la insulina, pero no tienen los niveles de hiperglucemia que se requieren para ser diagnosticadas con diabetes. Podría ser que pasar un período más largo de prediabetes tiene consecuencias en los vasos sanguíneos del corazón: los endurecen y los estrechan.

“Si eso resulta ser cierto, entonces deberíamos prestar más atención a la fase prediabética, y quizá ser más agresivos que lo que hemos sido hasta ahora”, considera la doctora Bauman.

“Podemos evitar que pasen estas cosas. Las enfermedades cardíacas son prevenibles en gran medida”.

Los autores recomiendan más evaluaciones de la prediabetes a las mujeres, además de un seguimiento más estricto a las mujeres con un riesgo alto de diabetes.




Volver arriba