Portada » Salud »

¡La guerra a las drogas se ha perdido!

¿Qué seguirá ahora?
Normalmente escribo mis propios artículos, desde luego basados en conocimientos científicos y algo del propio, pero ahora me he encontrado con un artículo de lo nuevo en Psiquiatría y Salud Mental de marzo 7 de 2014 cuyo autor, Dr. George Lundberg expresa con claridad mi opinión acerca del tema, por lo que hice de su conocimiento que me permitiría transcribirlo.

“Esto es tan bueno que no debería probarlo nunca, ni una vez más” decía David Smith MD en 1972 refiriéndose a la heroína.

¿Qué es una droga, yo la defino como cualquier químico el cual, administrado a una creatura viva produce un efecto. Así que hay miles y miles de drogas. Pero hoy hablamos de un subtipo llamado “drogas psicoactivas” que afecta la manera en que piensas, sientes o te conduces.

¿Qué es el abuso de drogas? Lo defino como el utilizar una droga de forma que pudiese producir o causar un daño, un daño predecible. Siempre ha habido drogas con mayor o menor potencial de abuso y abusadores de esas drogas. Para mucha gente es irresistible el uso de drogas psicoactivas.

Habrán notado que no he dicho nada de drogas “legales” o “ilegales”,porque la gran mayoría de drogas de abuso en USA 2014 son legales. Las leyes que intentan controlar el abuso de drogas varían de país y estado, siglo y año. ¿Porque? Porque ninguna sociedad ha encontrado como lidiar con éste tema exitosamente por medio de sus leyes.

La mayoría de éstas tienen que ver con el control de la disponibilidad. Si tú no tienes droga, no tendrás problemas de drogas. Grandioso. Muy sensato. Esto se ha llamado control del lado de la demanda. El problema es que nunca ha funcionado para nada en algo que se aproxime a una sociedad libre. Las drogas son muy fáciles de cultivar, producir, transportar, entregar, vender o consumir.

Cada acción legal para prohibir el lado de la disponibilidad es contrarrestado por una “ consecuencia involuntaria”, similar al actual juego de Whac-a-Mole.

Piense en Sudamérica y los campos de coca; En Afganistán y las flores de opio. Piense en cada droga de la que ha oído. El control del lado de la oferta ha fallado en forma colosal a escala macro y micro.

Es la razón por la que algunas personas ponen su esperanza del lado de la demanda. Se ha llamado prevención del daño y reducción del daño. Cuando tú compras drogas en la calle, seguramente no sabes que és, que otra cosa es, o cuanto de cada una es qué. Esto se sabe, pero sigue siendo un gran problema. Hace casi 100 años o algo así, puse en marcha un programa de identificación callejero para usuarios de drogas en California Sur. Publicamos el “dope scorecard” semanalmente en Los Angeles Free Press para tratar de informar a los usuarios acerca de que se estaban metiendo. Las diferencias entre cómo te presentan las drogas callejeras y realmente como son crudamente.

¿Qué hacer? ¿Qué hacer?
1- Sigue a Hipócrates, trata de no empeorar una mala situación. Especialmente no favorezcas leyes que causen más daño que el que las drogas causan.

2- Prevenir la adicción, especialmente retrasando la exposición inicial a las más rápidamente adictivas: nicotina, crack, cocaína, heroína, metanfetamina y alcohol, a una edad tan tardía como sea posible, si se puede. En algunas, aún la experimentación puede ser letal.

3- Prevenir la muerte por sobredosis, especialmente haciendo disponible la Naloxona tan ampliamente como sea posible para contrarrestar la sobredosis de heroína.

4- Aborden la adicción inicialmente como una enfermedad crónica, especialmente por médicos en consultorios y no por medio de la fuerza de la ley.

5-Balanceen el alivio del dolor subrayando la prescripción de opioides, especialmente ambulatorios.

6- Educar, educar y educar a todos niveles con honestidad.

Desde luego estos métodos pueden fallar como muchos, pero puede también tener éxito con muchos. La “guerra contra las drogas” ha terminado. Todos perdimos. Ahora es tiempo de reconstrucción cultural, rehabilitación y de construir la Nación basados en evidencias.

Es la opinión del Dr.George Lundberg que yo comparto con Ud.
Dr. Manuel Trava García. www.saludmentalmerida.com.mx




Volver arriba