Portada » Salud »

“Dolor de caballo”, común en personas que se ejercitan tas períodos de sedentarismo: IMSS Yucatán

• Mejor conocido como “dolor de caballo”

• Se cree que ocurre porque el diafragma es golpeado constantemente por los órganos abdominales durante la realización de ejercicio intenso y por algunos errores que se relacionan con la falta de condición física e inexperiencia del ejecutante

El flato, mejor conocido como dolor de caballo  proviene del abdomen, de mayor o menor intensidad, en respuesta a la acumulación de gases en el tubo digestivo o al déficit de sangre en la zona, informó Brenda Herrera Chi, gastroenteróloga del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán.

Normalmente aparece al realizar un sobreesfuerzo o actividad física, como correr, levantar objetos pesados o subir escaleras, especialmente si no se ha hecho un calentamiento previo o no se realiza ejercicio habitualmente.

Aunque se trata de una dolencia transitoria, sin mayor complicación para la salud, puede resultar molesta mientras dura. Se cree que es ocasionado por la irritación del diafragma, que es el músculo en forma de bóveda que separa a la cavidad torácica de la abdominal, y el cual tiene la función de contraerse o relajarse cuando se inhala y exhala.

Dicho evento ocurre porque el diafragma es friccionado o golpeado constantemente por los órganos abdominales durante la realización de ejercicio intenso o que exige gran movilidad y, ante todo, por algunos errores que se relacionan con la falta de condición física e inexperiencia del ejecutante.

Otra de las causas que pueden provocar la aparición del flato es por la falta de riego sanguíneo del músculo del diafragma; mismo que se produce porque, al realizar ejercicio, los músculos corporales demandan más cantidad de sangre oxigenada, restando flujo a este órgano que, al fatigarse, sufre como una especie de calambres o pinchazos, es decir, el flato.

La especialista del IMSS mencionó que hay estudios en los que se ha encontrado que se presenta más en personas que respiran con la boca abierta al momento de ejercitarse y realizan cambios de ritmo durante la realización del ejercicio; ya que al respirar por la boca, ingresan grandes volúmenes de aire, provocando una mayor expansión del músculo diafragmático, lo cual ocasiona una contracción dolorosa.

Comer antes o durante la realización de ejercicio también puede resultar perjudicial y que se presente el “Dolor de caballo” ya que también hay dilatación de órganos abdominales. Se debe tomar en cuenta que el sistema digestivo trabaja con lentitud durante la realización de actividad física, pues el flujo sanguíneo se dirige a los grandes grupos musculares del organismo, no a las vísceras, haciendo el proceso digestivo más lento.

El flato se da mayormente en personas con mala condición física que hacen ejercicio o esfuerzos considerables, además, la inexperiencia de la persona que comienza a realizar una actividad deportiva lo lleva a cometer esfuerzos excesivos e innecesarios que se relacionan con dolor muscular o articular, fatiga, deshidratación y otras molestias, por lo que siempre se recomienda acudir con su médico para saber sus condiciones de salud antes de realizar algún deporte y pedir orientación a personas expertas en la actividad de su elección.

Para evitar la aparición de flato, es importante controlar la respiración para favorecer la propia función del diafragma; comer con suficiente tiempo antes de ejercitarse (dos o tres horas aproximadamente) y no abusar de alimentos con mucha sal, azúcar y grasa; además de tener una hidratación adecuada. Si se bebe algún líquido mientras se hace deporte, de preferencia hacerlo a pequeños sorbos y no tomar bebidas con gas.

En el caso de que ya duela, lo recomendable es parar la actividad, flexionarse hacia delante y presionar, masajeando las zonas con dolor. También ayuda respirar muy profundamente.- (Comunicado No.160-14)

Etiquetas:, ,