Portada » Salud »

Diversas causas de la hipoacusia o pérdida de la capacidad de oír

En el marco del Día Mundial de la Audición, que se celebra el tres de marzo, el doctor Jesús Amador, médico especialista en otorrinolaringología del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán, señaló que la pérdida de la audición total o parcial para escuchar sonidos en uno o ambos oídos, llamada  hipoacusia, puede tener distintas causas.

Éstas pueden ser por el proceso natural de envejecimiento, acumulación de cera en los oídos, haber estado expuesto a ruidos de mucho volumen durante un período de tiempo largo, infecciones virales o bacterianas, problemas del corazón o derrames cerebrales, lesiones en la cabeza, tumores, ciertas medicinas y herencia.

Las personas que la padecen pueden experimentan estos síntomas: en ocasiones perciben ciertos sonidos demasiado fuertes, dificultad para seguir conversaciones cuando dos o más personas están hablando, dificultad para oír en ambientes ruidosos, problemas para escuchar cuando hay ruido de fondo; además de la sensación de estar sin equilibrio o mareado, presión en el oído y ruido o tinnitus -zumbido en los oídos-.

La hipoacusia conductiva ocurre debido a un problema mecánico en el oído externo o el oído medio. El doctor Amador señaló que puede que los tres huesos del oído (osículos) no conduzcan el sonido apropiadamente o el tímpano no vibra en respuesta al sonido.

Otras causas de la hipoacusia son la acumulación de cera en el conducto auditivo externo, daño a los huesos que están detrás del tímpano, líquido que permanece en el oído después de una infección auditiva, o que un objeto extraño se encuentre alojado en el conducto auditivo externo

Puede estar presente al nacer y presentarse por anomalías congénitas que provocan cambios en las estructuras del oído, trastornos genéticos, además de infecciones que la madre le transmite al bebé en el útero (como toxoplasmosis, rubéola o herpes).

Se recomienda lavar cuidadosamente con jeringas de oído, que se encuentran disponibles en las farmacias, y agua tibia ya que con frecuencia la acumulación de cera en el oído puede afectar la audición. Consulte con el especialista para que éste le indique el procedimiento correcto.  

El doctor del IMSS señaló que se debe tener especial cuidado al extraer objetos del oído y, a menos que el objeto sea fácilmente accesible, procure que el médico se lo retire. Nunca introduzca objetos para extraer cera o cuerpos extraños del mismo.

Debe contactar con el especialista cuando los problemas auditivos no desaparecen o empeoran, la audición es peor en un oído que en el otro, presenta una pérdida auditiva grave y súbita o zumbido en los oídos.

Los tratamientos para la pérdida de la audición son diversos, esto dependiendo de cada caso en particular; por lo que es importante acudir con su médico familiar, y de ser necesario, canalizarlo con el especialista.

Entre los tratamientos están: reparación del tímpano, colocación de tubos para extraer líquido, reparación de los pequeños huesos del oído. Si se presenta hipoacusia prolongada, pueden ayudar los dispositivos para la pérdida auditiva, técnicas de aprendizaje para ayudar a comunicarse y el lenguaje de señas para aquéllos con hipoacusia grave.- (Comunicado No. 1339-14)

Etiquetas:, , ,