Portada » Salud »

Cuidado con el “doble filo”

Malas relaciones sociales pueden llevar a la tumba

Los conflictos frecuentes en la familia aumentan el riesgo de morir

NUEVA YORK.- Mediante el uso de datos del Registro de Motivos de Defunción Danés, la doctora Rikke Lund y colaboradores de la Universidad de Copenhague dieron seguimiento desde el año 2000 hasta finales de 2011 a participantes en el estudio longitudinal sobre el trabajo, el desempleo y la salud, reporta HealthDay News.

Con el tiempo murieron 196 mujeres (el 4%) y 226 hombres (6%). Casi la mitad de las muertes se debió al cáncer. Los males cardíacos y el accidente cerebrovascular, la enfermedad del hígado, los accidentes y el suicidio conformaron las demás.

Una de cada 10 personas dijo que sus hijos eran una fuente frecuente de exigencias excesivas y preocupaciones. El 9% declaró que lo era el cónyuge; el 6% citó problemas con sus parientes, y el 2% tenía problemas con los amigos. Alrededor del 6% dijo que “siempre o con frecuencia” tenía conflictos con su cónyuge o hijos; el 2% tenía ese tipo de problemas con otros parientes, y el 1%, con amigos o vecinos.

Tomando esto en cuenta, el equipo de la doctora Lund calculó que ese estrés se vinculaba con un aumento del 50 al 100 por ciento en el riesgo de morir por todas las causas. De esos tipos de estrés, las discusiones fueron lo más nocivo, hallaron expertos.

Las discusiones frecuentes con la pareja, los parientes, los amigos o los vecinos se asociaron con el doble y el triple de riesgo de muerte por todas las causas en comparación con los que dijeron que esos incidentes eran raros, señalan los expertos.

Simon Rego, director de Entrenamiento en Psicología del Centro Médico Montefiore en el Colegio de Medicina Albert Einstein, dice que “las relaciones sociales son una espada de doble filo, ya que pueden resultar destructivas cuando son malsanas”.

Estudio | Conclusiones

Los expertos sospechan que el estrés de los conflictos es el motivo del aumento en el riesgo de muerte.

Bajo control

“Las habilidades para gestionar las preocupaciones y las exigencias de las relaciones sociales cercanas podrían considerarse como estrategias importantes para reducir las muertes prematuras”, afirma la doctora Rikke Lund.




Volver arriba