Cambio de hábitos alimenticios y estilo de vida, ayudan a evitar la indigestión
Portada » Salud »

Cambio de hábitos alimenticios y estilo de vida, ayudan a evitar la indigestión

* Pueden provocar indigestión las comidas condimentadas en exceso y bebidas bicarbonatadas, como el refresco o café

* Factores como ansiedad, estrés y depresión pueden alterar el proceso digestivo, ya que la enervación del estómago corre a cargo del nervio vago, que controla la secreción de ácidos y la motilidad gástrica

Comidas copiosas o muy condimentas, así como ciertos alimentos y bebidas son en su mayoría causantes de ataques de indigestión, indicó Luis Solís Gasca, gastroenterólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán.

Mencionó que en la mayoría de las veces, la indigestión es el resultado de una comida copiosa, si bien cada persona es más sensible a algunas sustancias que a otras.

Los síntomas varían de una persona a otra pero, por lo general, se manifiestan con una sensación generalizada de malestar o distensión en el abdomen, o dolor agudo en el pecho; otros síntomas pueden ser: ardor, náuseas, la regurgitación de líquidos ácidos, los eructos, el hipo o la flatulencia.

El estómago actúa como depósito de los alimentos ingeridos por la boca y deglutidos, y su función consiste en elaborarlos y transformarlos en el bolo alimenticio. Una vez dentro, las contracciones rítmicas de los músculos del mismo, junto con la acción química del ácido y las enzimas producidas en él, desmenuzan los alimentos.

Este proceso dura alrededor de cinco horas, pero la sobreproducción de ácidos potentes y enzimas, que facilitan la realización de dicho proceso, puede lesionar las membranas mucosas que recubren el estómago; por otra parte, en algunas personas esta membrana se suele irritar con mucha facilidad tras la ingestión de determinados alimentos, medicinas o líquidos, y en muchas ocasiones, esta irritación se manifiesta mediante los síntomas propios de la indigestión.

El especialista del Seguro Social informó que algunos de los alimentos que suelen provocar indigestión, son: pepino, cebolla, col, habichuelas, carne de cerdo, comidas condimentadas en exceso, puede ser con ajo o curry o acompañadas con crema; también la fruta poco madura y algunos alimentos crudos; en cuanto a las bebidas pueden provocarla el té, las bebidas alcohólicas o bicarbonatadas, como el refresco y café, además del tabaco.

Estas sustancias necesitan un mayor proceso de digestión, y su prolongada permanencia en el estómago origina una mayor producción de ácido, que provoca las sensaciones de acidez o de malestar gástrico. En algunas ocasiones la indigestión es causada por comer de prisa y sin masticar de forma correcta los alimentos.

De igual manera, factores como ansiedad, estrés y depresión pueden alterar el proceso digestivo, ya que la enervación del estómago corre a cargo del nervio vago, que controla la secreción de ácidos y la motilidad gástrica.

Los tratamientos de la indigestión dependen siempre de las causas que la origine; si es una forma de vida que produce estrés o una dieta inadecuada, será necesario cambiar los hábitos alimentarios y, si es posible, combatir las causas que producen el estrés.

Para prevenir, se deben evitar el exceso de bebidas alcohólicas y de tabaco, así como las comidas copiosas; es recomendable comer de forma regular y adecuada, masticando la comida sin prisas. Es importante relajarse durante media hora después de cada comida, así como evitar los alimentos demasiado calientes o fríos, porque pueden afectar los mecanismos digestivos del organismo.- (Comunicado No. 2695-14)

Etiquetas:, ,