Portada » Salud »

Balance de trabajo y familia

Empoderamiento, consecuencia de sentirse saludable

NUEVA YORK (HealthDay News).- ¿Te sientes en conflicto por las exigencias del trabajo frente a las de tu vida familiar? Una investigación reciente sugiere que el ejercicio regular puede ayudarte a equilibrar esa sensación.

Los investigadores examinaron las respuestas de 476 adultos trabajadores a los que se cuestionó su conducta con respecto al ejercicio y su confianza en el manejo de los conflictos entre el trabajo y la familia. Los que hacían ejercicio con regularidad parecían experimentar un mayor sentimiento de competencia en sus obligaciones laborales y del hogar, señalan los autores del estudio.

“Si, por ejemplo, usted sube 10 pisos de escaleras en el trabajo y se siente bien consigo mismo por hacerlo, eso abarcará otras áreas de la vida”, explica Russell Clayton, profesor asistente de Administración en la Universidad de Saint Leo, en Florida, y responsable de la investigación. “Hallamos que (los participantes) que hacían ejercicio se sentían bien consigo mismos, que sentían que podían realizar tareas difíciles, y que eso abarcaba a la vida laboral y la familiar”.

Los resultados serán publicados en una próxima edición de la revista “Human Resource Management”.

Incontables investigaciones han mostrado que el ejercicio reduce los niveles de estrés mental y físico, pero pocos estudios han evaluado si la reducción del estrés ayuda a empoderar a los individuos para gestionar mejor el trabajo y la vida personal.

Clayton dice que el estudio se originó como un “proyecto personal” después de darse cuenta de que su fidelidad al ejercicio le daba perspectiva sobre la integración del trabajo y la vida familiar. En el estudio también participaron investigadores de las universidades de Saint Louis, de Houston en Victoria y Estatal de Illinois.Clayton reconoce que el método de investigación que los autores del estudio utilizaron (hacer que los encuestados respondieran a las preguntas y luego analizar las respuestas mediante una técnica matemática) no ofrecía cifras firmes para los resultados.Poco más de la mitad de los participantes, el 55 por ciento, eran mujeres. Además, según el estudio, los participantes trabajaban en promedio unas 40 horas semanales y su edad promedio era de 41 años. Alrededor del 29 por ciento tenía al menos un hijo menor de 18 años que vivía en casa.

Aunque el estudio encontró un vínculo entre la actividad física y unos informes de mayor empoderamiento en el hogar y en el trabajo, no probó una relación causal. “Pero las asociaciones entre el ejercicio y el balance entre trabajo y vida existen, y son muy potentes”, puntualiza Clayton.

Pero para aquellos que no hacen ejercicio con regularidad, la idea de añadir ese régimen a un apretado horario para mejorar los niveles de estrés podría parecer contraintuitiva, advierte.Sin embargo, defiende la idea de “los momentos robados” para el ejercicio, como subir las escaleras durante cinco minutos o hacer saltos de tijeras durante 30 segundos.”Esperamos que nuestra investigación pueda ser un grano de arena en la playa de evidencia con la que contamos para obligar a las corporaciones… a animar a los empleados a hacer ejercicio”.

Ejercicio | Evidencia

La productividad y la concentración mental mejoran con el ejercicio.

Más evidencia

La doctora Natalie Digate Muth, vocera del Consejo Estadounidense del Ejercicio, considera que este estudio amplía la evidencia de que la actividad física ofrece beneficios más allá de los obvios. “Las personas lo deben considerar como una inversión. Si dedica algo de tiempo a la actividad física, quizá sólo esté activo durante 30 minutos al día, pero la productividad y la concentración mental que obtendrá superará por mucho el tiempo que le dedique, desde una perspectiva del trabajo y de la familia”.




Volver arriba