Portada » Salud »

Ayuno, sacrificio y salud

Ve el ayuno como una forma de disminuir las calorías ingeridas

El ayuno consiste en abstenerse de alimentos durante ocho horas o más. En esta época de reflexión, especialmente para todos los que profesan alguna religión cristiana (católica, presbiteriana, bautista, ortodoxa, episcopal y muchas otras más) son temas comunes el sacrificio, el ayuno y la abstinencia de alimentos por devoción religiosa.

La palabra sacrificio no es exclusiva del contexto religioso, pues es común que usemos esa palabra en frases como “sin sacrificio no hay recompensa”. Consiste en moderarse o limitarse en un gusto o placer con algún objetivo determinado; este objetivo puede ser de índole religioso o no.

El sacrificio podemos verlo desde una perspectiva religiosa o psicológica. Sea cual fuera esa perspectiva, podemos usarlo a favor de la salud. Es bien sabido que el consumo excesivo de alimentos ricos en calorías y la falta de ejercicio nos llevan, tarde o temprano, a acumular grasa en nuestro cuerpo y, después, a padecer diversas enfermedades como dolor en las rodillas, diabetes, infartos cerebrales y cardíacos, infertilidad y otras más.

Recompensas

Disminuir esas cantidades excesivas de comida puede ser un sacrificio, pero también tendrá recompensas. Incluso, aunque no lo veas rápidamente como pérdida de peso, disminuir la ingesta de calorías te beneficiará, pues a nivel celular reducirá la carga de trabajo para procesar todos esos excesos y mejorará tu metabolismo, protegiéndote de las enfermedades.

Con estos sacrificios en la alimentación mejorarás tu salud e incluso podrás mejorar a nivel espiritual.

Acude al experto en nutrición para que puedas identificar cómo consumir menos calorías durante el día. Ya de ti depende que cumplas con las recomendaciones.

Los alimentos no son malos o buenos y no debemos reforzar mitos acerca de ellos. En Yucatán, la página mitosde losalimentos.com, un aliado de ¡Nutre y Mueve tu Vida!, publica permanentemente información para combatir esos mitos y te recomendamos visitarlo. La moderación y no considerar a los alimentos como buenos o malos son actitudes que te ayudarán más si son permanentes.

Es esta época de tanto calor te recordamos la importancia de hidratarte, de preferencia con agua purificada por la dureza de nuestra agua, así como protegerte del sol y usar filtro solar.




Volver arriba