Portada » Salud »

Aumentan las fumadoras

México ocupa el segundo lugar en adictas al cigarro

Una joven expulsa una bocanada de humo. En embarazadas el tabaquismo ocasiona bebés que nacen con bajo peso o abortos espontáneos

MÉXICO.- El problema de tabaquismo en el país cada vez es mayor y los costos en la salud aumentan a la par de la enfermedad.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer que México ocupa el sexto lugar en número de fumadores y el segundo en fumadoras a nivel mundial.

El portal sinembargo.mx publica que de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), México gasta más de 75 mil millones de pesos al año en la atención de enfermedades relacionadas con el tabaquismo, ante lo que destaca la importancia de “continuar con las acciones orientadas a prevenir el inicio del consumo, a proteger a los no fumadores y apoyar a los fumadores para que abandonen el consumo”.

Para solventar el consumo de tabaco, un fumador gasta en promedio 456.80 pesos mensualmente; los hombres gastan más que las mujeres, con una diferencia de 114.90 pesos; mientras que quienes más gastan son la población de 45 a 64 años (573.80 pesos) en contraste los jóvenes fumadores de 15 a 24 años que gastan menos, aproximadamente 295.10 pesos, planteó el INSP.

El consumo del tabaco cuesta a la economía mundial 200 mil millones de dólares al año, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

10% del gasto familiar

La OMS refiere que “en los hogares más pobres de algunos países de bajos ingresos, el gasto en consumo de tabaco representa 10 por ciento del gasto familiar”.

Las cifras del Inegi destacan que la edad crítica de inicio para el consumo diario del tabaco en México es entre los 15 y 17 años y afecta principalmente a los hombres en un 46.3 por ciento contra el 35.4 por ciento de las mujeres, sin embargo, éstas últimas tienen mayor problema para dejar de fumar, y si lo hacen, generalmente reinciden, según datos de la Encuesta Global de Tabaquismo en Adultos de 2009.

Jaime Barba tiene 50 años de edad y perteneció a este grupo poblacional.

A los 16 se acercó por primera vez al tabaco cuando “no se veía mal y no había tantas prohibiciones para hacerlo como ahora”. Lo hizo también porque sus padres eran fumadores.

En enero de 2012 decidió someterse a un programa de rehabilitación luego de que su salud se vio deteriorada por mantener este hábito durante más de tres décadas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dio a conocer que la epidemia mundial del tabaquismo mata cada año a 6 millones de personas en el mundo, de las cuales más de 600 mil no son fumadoras que fallecen por respirar el humo.

Enfermedades

De acuerdo con las Estadísticas a propósito del Día Mundial Sin Tabaco, celebrado ayer, realizadas por el Inegi, de las enfermedades relacionadas con el tabaquismo entre la población mayor de 20 años de edad, las isquémicas del corazón son la principal causa de ingreso hospitalario con un 38.8 por ciento, seguidas por las cerebrovasculares con el 31.9 por ciento y las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores con el 22.3 por ciento.

La Encuesta Nacional de Adicciones de 2008 especificó que el consumo de tabaco en los hombres fue de 27.8 por ciento contra el 9.9 por ciento de las mujeres.

Los reportes de la Secretaría de Salud mencionan entre 114 y 122 decesos diarios son asociados al tabaquismo, y aproximadamente 44 mil personas mueren al año por esta causa en México.

“Sabía que me hacía daño pero no encontraba la manera de dejarlo”, narró el padre de familia quien acudió al Departamento de Tabaquismo del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) para poder dejar lo que él mismo llamó un vicio.

La OMS explica que entre las sustancias que contiene el tabaco están la nicotina, que es altamente adictiva, y el alquitrán, componentes que resultan tóxicos y que son precursores de cáncer.

Además, el consumo del tabaco es un factor de riesgo para enfermedades cardiovasculares y respiratorias como el enfisema pulmonar.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), los varones, además de las enfermedades mencionadas están expuestos a la disminución de la capacidad física, la deformidad espermática, la infertilidad y la impotencia.

Para las mujeres, las consecuencias menos conocidas son el cáncer cervical, la insuficiencia ovárica prematura, la menopausia temprana, la disminución de la fertilidad, la menstruación dolorosa, entre otras.

La Encuesta Nacional de Adicciones (ENA), realizada en 2011, reveló que en el país hay 17.3 millones de fumadores de entre 12 y 65 años, es decir el 21.7 por ciento de la población.

De estas cifras, se presume que de cada 10 fumadores, 7 son hombres y 3 mujeres.

En 2001, la Secretaría de Salud registró 13 millones de fumadores, más los involuntarios o pasivos son 48 millones de personas, es decir, la mitad de la población mexicana, era fumadora, con lo que se deduce que en más de una década, el número de fumadores aumentó por 5 millones.

La OMS informó desde julio pasado que el tabaco mata hasta mitad de quienes lo consumen y advirtió que si no se toman las medidas necesarias para evitar un mayor número de decesos, la cifra anual de muertes podría aumentar a 8 millones para 2030, y destacó que los países más afectados serían aquellos que perciben ingresos medios y bajos.El tabaquismo está superando el número de muertes causadas por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), SIDA, tuberculosis, paludismo, según informó la OMS , además estimó que uno de cada diez adultos mueren a causa del tabaco.En el marco del Día Mundial Sin Tabaco, la Organización Mundial de la Salud dijo que la estrategia para combatir las enfermedades provocadas por el consumo de tabaco, es incrementar el impuesto a este producto.”Si no actuamos, la epidemia matará a más de 8 millones de personas al año de aquí a 2030.Más del 80 por ciento de esas muertes evitables se producirán entre las poblaciones de los países de ingresos bajos y medianos”, por lo que hizo un llamado a los países para que suban el impuesto al tabaco.El Informe sobre Salud en el Mundo 2010 reveló que el aumento del 50 por ciento al impuesto al tabaco, se generarían más de mil 400 millones de dólares en fondos adicionales en 22 países de bajos ingresos ” si dichos fondos se destinasen a la salud, el gasto sanitario estatal de esos países podría aumentar hasta un 50 por ciento.De acuerdo con la OMS, “el aumento de los impuestos es especialmente eficaz para reducir el consumo de tabaco entre los grupos de menores ingresos e impedir que los jóvenes empiecen a fumar”.Destacó que del 10 por ciento en el precio del disminuye el consumo en un 4 por ciento en los países de ingresos altos y hasta en un 5 por ciento en los países de ingresos medios bajos.La OMS ha recomendado que el incremento al tabaco sea de 75 por ciento del valor final de su precio de venta Expuso que el impuesto especial al producto es una de las medidas más eficaces en función de los costos para evitar que las personas continúen fumando.La OMS expuso que los objetivos específicos de la campaña para este año son: Que los gobiernos aumenten los impuestos sobre el tabaco hasta niveles que reduzcan su consumo.Que las personas y las organizaciones de la sociedad civil alienten a sus gobiernos a aumentar los impuestos sobre el tabaco hasta niveles que reduzcan su consumo.”El consumo del tabaco es la principal causa prevenible de defunción en todo el mundo, y actualmente mata a uno de cada diez adultos en el mundo”.En septiembre del año pasado organizaciones de la sociedad civil como la Alianza Contra el Tabaco (Acta), el Consejo Mexicano contra el Tabaquismo (CMCT), Comunicación, Diálogo y Conciencia (Codice), entre otras, demandaron a los legisladores un incremento de 11 pesos a la cajetilla de cigarros, y lanzaron una campaña “El Impuesto al tabaco sí funciona” como medida precautoria ante el incremento de enfermedades respiratorias producidas por el alto consumo del tabaco.En aquella ocasión también demandaron que se respetara los Espacios Libres de Humo de Tabaco (disposición inscrita en la Ley General Para el Control Del Tabaco expedida el 30 de mayo de 2008) pues denunciaron que los dueños de establecimientos pagaban una cuota para no ser sancionados.Asimismo desde 2005 entró en vigor el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT OMS), que al momento ha sido adoptado por 172 naciones, entre ellas México.El tabaco “es una planta originaria de América, cuyo uso ha perdido la finalidad curativa y ceremonial para lo que antiguamente era utilizada.Su principio activo es la nicotina, sustancia responsable de la adicción al tabaco.Además de la nicotina, el humo del tabaco contiene más de 4,000 compuestos químicos, entre los que se encuentran el alquitrán y el monóxido de carbono, estas sustancias son las responsables de causar tantos daños al organismo.El tabaquismo se asocia con una gran diversidad de enfermedades como son: Cáncer de pulmón, de boca, de faringe, de esófago, de estómago, de páncreas, cérvico/uterino, renal y de vesícula.Enfermedades del sistema respiratorio como bronquitis crónica y enfisema.Enfermedades del corazón como deficiencia coronaria e infarto.Enfermedades cerobrovasculares, como aneurisma y problemas circulatorios e hipertensión.Problemas cardiovasculares: coágulos de sangre y aneurismas en el cerebro, lo cual puede llevar a accidente cerebrovascular coágulos sanguíneos en las piernas que pueden viajar a los pulmones arteriopatía coronaria, que incluye angina y ataques cardíacos hipertensión arterial riego sanguíneo deficiente a las piernas problemas con las erecciones debido a la disminución del flujo sanguíneo al pene Cáncer (sobre todo en el pulmón, la boca, la laringe, el esófago, la vejiga, el riñón, el páncreas y el cuello uterino) Cicatrización deficiente de una herida, sobre todo después de cirugía Problemas pulmonares como enfisema y bronquitis crónica o asma difícil de controlar Problemas durante el embarazo, como bebés nacidos con bajo peso, parto prematuro, aborto espontáneo y labio leporino.Otros riesgos o problemas para la salud: disminución de la capacidad para saborear y oler daño a los espermatozoides, lo cual contribuye a la esterilidad pérdida de la vista debido a un aumento del riesgo de degeneración macular enfermedades de los dientes y las encías arrugas de la piel. Los fumadores que se pasan al tabaco que no se fuma en lugar de abandonarlo completamente continúan corriendo muchos riesgos de salud: Aumento del riesgo de cáncer nasal o bucal Problemas de las encías, desgaste de los dientes y caries Empeoramiento de la hipertensión arterial y la angina Otro de las males provocados por el consumo excesivo del tabaco es la Enfermedad Pulmonar Oclusiva Crónica (EPOC), por lo que el INER desarrolló un tratamiento para pacientes que quieren dejar de fumar.Váleri Noé Díaz, adscrita al departamento de Tabaquismo del INER explicó que el tabaquismo es una situación poco más compleja que únicamente el factor físico.”Dentro de la clínica tratamos de cubrir la mayor cantidad de aspectos como el social y el psicológico también”.La doctora en neurociencias detalló que el tratamiento desarrollado por el INER, se basa en 10 sesiones en donde los pacientes aprenden a saber por qué fuman, se les brinda asesoría psicológica, estudios generales, y después se les receta un tratamiento con medicamentos.La especialista explicó que a veces las personas confunden la adicción con un hábito, pues hay quienes fuman cuando están con amigos, cuando están en el coche o lo hacen incluso por soledad, el tratamiento se dirige a que los pacientes rompan estos patrones y aprendan nuevos para poder lograr la abstinencia”, expuso.Al respecto, Jaime Barba, quien comenzó el tratamiento de rehabilitación en enero de 2012, comentó que ingresó al programa del INER por mejorar su salud “fue una apuesta con un tío.’Vamos a meternos juntos al programa’, me dijo y lo tomé como un reto”, contó el padre de familia quien reconoció que a lo largo de 32 años intentó dejar el cigarro al menos cinco veces.La experta en salud agregó que apoyan además a los pacientes con medicamentos para el remplazo de nicotina y así se mantengan en abstinencia del consumo de tabaco.”Muchas veces las personas piensan que ponerse un parche implica dejar de fumar, cuando no hay un remedio mágico”, afirmó.Por su parte, el ex paciente describió que el proceso más difícil de su rehabilitación fue someterse a los momentos de ansiedad, “luego hay situaciones laborales o familiares que te someten a una crisis o un estrés y tomas el cigarro como un ayudante. y cuando te tienes que enfrentar a esas broncas y no puedes fumar, es cuando más la sufres”.La doctora destacó que un paciente que desee tratar su enfermedad gasta lo mismo en medicamentos para dejar de fumar, que lo que gastaría en comprar cigarros.El hombre que acudió a las 10 sesiones que ofrece el INER agregó: “sí sufres mucho, el humor te cambia, tu consuelo era el cigarro y cuando no lo tienes explotas con tu hija, con tu esposa, con todo mundo, pero si ellos te apoyan lo vas a sacar adelante.Es un proceso donde la familia, los amigos deben de ayudarte o entenderte”.El tratamiento que ofrece el INER es un plan integral donde se atienden los factores psicológicos, sociales y físicos, reiteró la doctora.Al Instituto llegan cerca de 20 pacientes por mes quienes en cinco semanas pueden dejar de fumar, así lo hayan hecho durante décadas, aseveró la especialista en enfermedades pulmonares.”Soy más activo, no me canso tan fácil, estoy haciendo ejercicio (cosa que no hacía) mi vida ha cambiado, mi piel, problemas de gastritis [.] Creo que todos los fumadores se merecen a sí mismos acudir a un centro e intentar dejar de fumar”, destacó Jaime Barba.

Respecto a la propuesta de la OMS de un mayor impuesto al tabaco, como medida para inhibir su consumo, la secretaria de Salud, Mercedes Juan, refrendó el compromiso de esa dependencia con la estabilidad tributaria al no proponer cambios a los impuestos al tabaco.

La funcionaria federal recordó que México es uno de los países que más ha ampliado la carga fiscal a ese producto hasta llegar en la actualidad a un 220%.

Detalló que se cuenta con un Impuesto Especial de Producción y Servicios (IEPS) al tabaco que consiste en una tasa “ad valorem” de 160% a la cajetilla de 20 cigarros.

Mayor mortalidad

El tabaquismo está superando el número de muertes causadas por el VIH-sida, tuberculosis o paludismo, según informó la OMS.

2030

año en que el tabaquismo causaría 8 millones de muertes al año.

1,400

millones de dólares que se recaudarían si se sube 50% de impuesto al tabaco.

4%

porcentaje en que baja el consumo cuando se aumenta 10% al tabaco.

4,000

compuestos químicos que contiene el humo de tabaco.




Volver arriba