Gobierno de Q.Roo, entre los organizadores del juego de Messi

Anuncio de la presentación “Amigos de Messi vs. Resto del Mundo” en Cancún en junio de 2012

MÉXICO (El Universal).- El gobierno del estado de Quintana Roo, que encabeza Roberto Borge Angulo, formó parte de la organización de la Copa Mundial Maya 2012, en la que participó Lionel Messi como parte de una gira de partidos altruistas, que está bajo investigación por la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil española por lavado de dinero.

Ese encuentro, que disputaron las “Estrellas de América” (equipo del astro argentino del Barcelona) y un combinado de “Estrellas de México”, fue traído al país por la empresa InterAmérica, propiedad del promotor de futbolistas Guillermo Lara, en colaboración con la gubernatura quintanarroense y empresas del sector turístico, según informó en mayo de 2012 el diario español “Sport”.

La sede del duelo fue el estadio Andrés Quintana Roo de Cancún -propiedad del gobierno estatal- y los boletos para dicho evento costaron entre mil 850 y cuatro mil pesos. Los ingresos fueron destinados a instituciones de asistencia social, como la Fundación Teletón y el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de la entidad (EL UNIVERSAL, 17 de junio de 2012).

Hasta ahora, la Guardia Civil ibérica no ha centrado sus investigaciones sobre lavado de dinero en el evento que se celebró en Cancún, únicamente en los efectuados en Miami, Estados Unidos, y Bogotá, Colombia. Este diario intentó en diversas ocasiones conocer el punto de vista de Guillermo Lara, pero el representante no contestó la llamada.

A partir de la dÚcada de los 90, Lara ha sido identificado como un hombre de gran poder en el futbol mexicano, tanto a nivel de clubes como de selección nacional, no sólo en la compra-venta de jugadores, sino con contactos nacionales e internacionales para concertar partidos de todos los niveles.

Después de tantos años en el medio futbolístico nacional, su influencia se ha extendido a prácticamente todos los equipos de Primera División. En 1993 Lara fue declarado persona “non grata” por la propia Federación Mexicana de Futbol, pero en la actualidad es identificado como uno de los principales asesores de Justino Compeán, presidente del organismo rector del balompié nacional, y el promotor “estrella” de la selección nacional.

Su empresa InterAmérica facturó 30 millones de dólares en 2012; 5 millones (17%) fueron por la venta de derechos televisivos de partidos de futbol

El año pasado, la Fiscalía General de Colombia indagó los presuntos sobornos e inversiones que hizo el crimen organizado en equipos de futbol en México, entre 2003 y 2006, en los que aparecía Lara en una lista con el pago de un millón 200 mil dólares.

“No son acusaciones. Para mí son estúpidos que se encargan… Gente que no es profesional, que no tiene ética y que escribe cualquier estupidez. Yo no me imagino a alguien que tiene cualquier problema y contestando el teléfono”, respondió en aquel entonces a este diario el agente de futbolistas.




Volver arriba