Reviven la pasión de Jesús en Yucatán

Reviven la pasión de Jesús en Yucatán

1 / 10


La Pasión de Jesús se vivió con devoción y fe en varias partes del Estado: En Acanceh, como cada año, se representó el via crucis. Lo mismo sucedió en Mérida, en las colonias Bojorquez y Pacabtún
La Pasión de Jesús se vivió con devoción y fe en varias partes del Estado: En Acanceh, como cada año, se representó el via crucis. Lo mismo sucedió en Mérida, en las colonias Bojorquez y Pacabtún
La Pasión de Jesús se vivió con devoción y fe en varias partes del Estado: En Acanceh, como cada año, se representó el via crucis. Lo mismo sucedió en Mérida, en las colonias Bojorquez y Pacabtún
La Pasión de Jesús se vivió con devoción y fe en varias partes del Estado: En Acanceh, como cada año, se representó el via crucis. Lo mismo sucedió en Mérida, en las colonias Bojorquez y Pacabtún
La Pasión de Jesús se vivió con devoción y fe en varias partes del Estado: En Acanceh, como cada año, se representó el via crucis. Lo mismo sucedió en Mérida, en las colonias Bojorquez y Pacabtún
La Pasión de Jesús se vivió con devoción y fe en varias partes del Estado: En Acanceh, como cada año, se representó el via crucis. Lo mismo sucedió en Mérida, en las colonias Bojorquez y Pacabtún
La Pasión de Jesús se vivió con devoción y fe en varias partes del Estado: En Acanceh, como cada año, se representó el via crucis. Lo mismo sucedió en Mérida, en las colonias Bojorquez y Pacabtún
La Pasión de Jesús se vivió con devoción y fe en varias partes del Estado: En Acanceh, como cada año, se representó el via crucis. Lo mismo sucedió en Mérida, en las colonias Bojorquez y Pacabtún
La Pasión de Jesús se vivió con devoción y fe en varias partes del Estado: En Acanceh, como cada año, se representó el via crucis. Lo mismo sucedió en Mérida, en las colonias Bojorquez y Pacabtún
La Pasión de Jesús se vivió con devoción y fe en varias partes del Estado: En Acanceh, como cada año, se representó el via crucis. Lo mismo sucedió en Mérida, en las colonias Bojorquez y Pacabtún





Volver arriba