Aumentan los desplazados en la República Centroafricana

1 / 10


Manifestantes vitorean al paso de tropas de paz africanas. Varios cientos de musulmanes quemaron llantas y bloquearon una calle de Bangui, para reclamar la salida de las tropas francesas, a las que acusan de parcialidad en el conflicto interno
Manifestantes muestran letreros que dicen "No a Francia" mientras impiden el paso a vehículos blindados franceses
Tropas francesas detienen su avance y observan a fuerzas de paz de Burundi tomar el control de una zona donde algunos vecinos fueron amenazados por ex rebeldes, en el barrio de Fouh, en la capital Bangui
Un soldado de las fuerzas de paz avanza por las calles de un vecindario, en una búsqueda casa por casa de ex rebeldes
Varios miles de musulmanes salieron ayer a las calles de Bangui para protestar contra la operación militar francesa, tras la muerte de tres combatientes del ex grupo rebelde Seleka en un choque con soldados franceses. Los manifestantes marcharon del distrito musulmán hasta el centro de la población.
"No a Francia", corean residentes de un vecindario musulmán, junto a una pinta en la calle con la misa frase
Dos hombres colocan un cadáver lavado y amortajado junto a otros tres, parte de los preparativos para un rito funerario musulmán, en una mezquita de Bangui
Un soldado francés observa de pie sobre un jeep militar un distante "impasse" entre tropas francesas en vehículos blindados y manifestantes, en una calle de Bangui
Vecinos de Bangui se mantienen alejados de un posible choque entre tropas francesas y manifestantes
Soldados franceses arrojan granadas de gas lacrimógeno, en un intento por contener una manifestación en su contra


El número de personas que huyen de la violencia en Bangui, capital de la República Centroafricana, se ha incrementado desde el jueves pasado por los ataques de las milicias cristianas “anti-balaka” en los que han muerto 30 personas y decenas han resultado heridas, informaron fuentes de Cruz Roja.
En esos ataques también perdió la vida un soldado chadiano integrante de la Misión de la Unión Africana en la República Centroafricana (Misca), y otros seis militares resultaron gravemente heridos y fueron evacuados a Yamena, indicó el contingente panafricano.
Unas 210,000 personas se han visto obligadas a salir de Bangui desde el pasado 5 de diciembre, según el Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR).
Los miles de desplazados huyen de sus hogares para refugiarse en los centros de desplazados instalados en iglesias, mezquitas, escuelas y el aeropuerto internacional de M’Poko, en la capital.

 




Volver arriba