Largo pleito por una mesera

 

 

 

 

Un pleito que se ha  prolongado tres años  tienen, en apariencia, un  origen femenino: detenido y  quejoso “se disputan” una  mesera de nombre “Marta”.

 




Volver arriba