Yucatán, Baja California Sur y Coahuila hacen la diferencia en el Índice de Desarrollo Democrático

MÉXICO.— Al dar a conocer ayer el Índice de Índice de Desarrollo Democrático (IDD), la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), destacó que una notable diversidad expresa al interior de las diferentes dimensiones de análisis de la democracia, con muchas entidades que, aunque destacan por su desarrollo en algunos indicadores, no logran un desarrollo homogéneo con otras variables fundamentales del desarrollo democrático.

Los notorios problemas que algunas entidades presentan en cuanto al libre ejercicio de derechos y libertades, se evidencian en el comportamiento promedio de la Democracia de los Ciudadanos (Dimensión de Derechos políticos y libertades civiles), que nuevamente este año empeora fuertemente, esta vez en un 24% respecto del año anterior. Pero ese promedio continúa todavía en un nivel superior al obtenido por el conjunto de 32 entidades federativas en la dimensión que mide la Democracia de las Instituciones (Dimensión de Calidad institucional y eficiencia política), repitiendo el comportamiento de 2011 y 2012 que ponen en evidencia los enormes déficits en el funcionamiento de las instituciones y del sistema político en buena parte de los estados.

En la Dimensión del Ejercicio de poder efectivo para gobernar, las dos subdimensiones Democracia Social y Democracia Económica (Capacidad para generar políticas que aseguren bienestar y Capacidad para generar políticas que aseguren eficiencia económica) que la conforman, presentan comportamientos disímiles. La Subdimensión Social alcanza un promedio inferior al logrado el año anterior, mientras que la Subdimensión Económica presenta un rendimiento muy superior al de 2012.

Otro hecho destacable es la variación de posiciones entre entidades año tras año, lo que estaría indicando también que ningún estado destaca por políticas continuadas de alto desarrollo democrático. Sólo Baja California Sur y el Distrito Federal han mantenido algún nivel de homogeneidad en las cuatro mediciones realizadas, entre las entidades de mejor desempeño.

El desarrollo democrático es un producto imperfecto de la tarea que realizan dirigentes y sociedades. A su vez, nuestra metodología establece una valoración de 0 a 10,000 puntos para cada una de las variables. También el resultado final de cada entidad es ponderado por una cuestión metodológica; el mejor comportamiento entre los estados es llevado al valor máximo: 10,000 puntos.

Ninguna entidad federativa destaca por un comportamiento bueno y parejo. Yucatán, Baja California Sur, Coahuila se separan del conjunto, alcanzando valores por encima de los 8,000 puntos. El año anterior esta ubicación había sido ocupada por Baja California Sur, Colima y Nayarit.

Yucatán se destaca del resto de los estados de alto desarrollo, ubicándose al tope de la evaluación. Le siguen Baja California Sur con 9,989, Coahuila con 8,583, Distrito Federal con 7,857 y Guanajuato con 7,337.

De las siete entidades que lideraron la medición del IDDMex 2012, este año sólo tres de ellas continúan en la porción superior del ranking, aunque con variaciones en sus posiciones. Baja California Sur pasó del 1º al 2º lugar, producto de un descenso de algunas décimas. Yucatán del 5º lugar ascendió al 1º, producto de un avance de casi un 31%. Por otro lado, el Distrito Federal se mantiene en su lugar respecto al año anterior, a pesar de que manifiesta un retroceso cercano a 2%.

A continuación, de los cinco estados mencionados que integran el grupo de alto desarrollo, se ubican Coahuila, Guanajuato, Colima, Querétaro, Nuevo León, Nayarit, Morelos, Hidalgo, Oaxaca y Campeche que, en ese orden, completan el conjunto de 13 estados que supera el promedio nacional. Debemos recordar que el año anterior eran 16 los estados que superaban el promedio del IDDMex. Estas ocho entidades, junto a Tlaxcala, Baja California, Jalisco y Aguascalientes integran el conjunto de entidades con desarrollo medio.

Los estados que se colocan por debajo del promedio son 19, con las cuatro entidades ya mencionadas en el lote de desarrollo democrático medio, nueve componen el grupo de bajo desarrollo y seis se ubican en un nivel de mínimo desarrollo democrático.

Es importante destacar que este año el lote de alto desarrollo democrático es menor al de 2012; cinco entidades forman parte de él, perdiendo dos integrantes del total del año anterior. Por otro lado, también es menos numeroso el grupo de estados con desarrollo democrático medio, es decir, de 18 a 12, y se incrementa la cantidad de estados que componen el de bajo desarrollo democrático en seis; de tres a nueve conforman este segmento de desarrollo.

En 2013 ya no es la misma cantidad de estados los que se ubican en la zona de mínimo desarrollo democrático (alcanza a aquellas entidades que obtienen menos de 3,000 puntos), respecto al año anterior se incrementa en dos miembros más. Los estados que componen el grupo de menor desarrollo son: México con 2,948 puntos; Durango con 2,877; Puebla con 2,828; Chihuahua con 2,510; Guerrero con 1,938, y Tamaulipas con 1,789 puntos.

Una característica de los estados de la Región Centro es la elevada densidad poblacional. Entre las entidades que la conforman se encuentra el Distrito Federal (4°) con alto desarrollo democrático, mientras que Morelos (10°), Tlaxcala (14º) e Hidalgo (11°) presentan desarrollo democrático medio, en tanto que el Estado de México (27°) y Puebla (29º) se ubican entre las entidades con mínimo desempeño. Esta región no tiene ninguna entidad en el grupo de desarrollo democrático bajo.

En la Región Bajío encontramos estados con variado desarrollo democrático. En el extremo más alto se coloca Guanajuato (5°), el único que integra el lote de entidades con alto desarrollo. Colima (6º), Querétaro (7º) y Aguascalientes (17°) participan en el grupo de entidades con desarrollo democrático medio. En el extremo de peor desempeño en la región se encuentra Michoacán, que ocupa el 26° lugar del ranking, entre los estados de bajo desarrollo.

El Sursureste de México, con las entidades que lo constituyen, se ha caracterizado históricamente por ser la región con más rezagos en materia de desarrollo social y económico. En esta región de México conviven cercanamente entidades con potenciales económicos sostenidos, principalmente por su capacidad de atracción turística, con estados que muestran dificultades para despegar en su desarrollo. En esta zona geográfica sólo una entidad federativa presenta alto desarrollo democrático: Yucatán, quien precisamente lidera el IDDMex 2013. Dos estados presentan desarrollo democrático medio (25%), cuatro con bajo desarrollo democrático (50%) y uno con mínimo desarrollo democrático, que nuevamente es el caso de Guerrero.

Alto Desarrollo democrático

Este conjunto de estados representa casi un 16% del total en el país. Sin embargo, en la caracterización de cada uno de los integrantes de este grupo, se observan importantes diferencias.

Yucatán se ubica en el 1º lugar del ranking y presenta un comportamiento bueno y relativamente homogéneo, excepto en la Subdimensión Económica. Ocupa el 4° lugar en derechos y libertades, el 1º en desempeño de las instituciones, el 4º en desarrollo humano y social, pero cae al lugar 21º en la subdimensión que evalúa el desempeño económico de la entidad.

Baja California Sur obtiene el segundo mejor valor de desarrollo democrático. Con base en incrementos en la dimensión que mide la democracia ciudadana y en la Subdimensión Social, lograron compensar las caídas, leve en la dimensión de la Democracia de las Instituciones y fuerte en la Subdimensión Económica. La entidad ocupa el 5º lugar en la Dimensión de Derechos políticos y libertades civiles; el 2º lugar en la Dimensión de Calidad institucional y eficiencia política; lidera la Subdimensión Social y, en cambio, ocupa el 14° lugar en la Subdimensión Económica.

Coahuila logra un salto importante respecto del año anterior, trepando al 3er. lugar este año (el año anterior se ubicaba en el 9º), merced a su excelente desempeño en la Dimensión II, III y la Subdimensión Social. Sigue liderando la Subdimensión Económica con un rendimiento muy superior al promedio. Su resultado en derechos y libertades ha mejorado respecto a 2012, lo que le permite alcanzar el 3er. lugar; logra un mejor desempeño también en lo concerniente al funcionamiento institucional y asciende del 25° lugar a 14°. En la Subdimensión Social retrocede levemente del 11º al 13º puesto.

El Distrito Federal se ubica en el 4º lugar del ranking general del IDDMex 2013, manteniendo su posición de 2012. Presenta un fuerte avance en la Subdimensión Económica, donde logra estar en el 2º entre los estados con mejor puntuación, luego del fuerte retroceso que había sufrido el año anterior. Sin embargo, debido a los descensos en el resto de las variables, no logra mejorar su posicionamiento en el ranking 2013. Su comportamiento en las demás variables es el siguiente: en la Dimensión II ocupa el 6º lugar; en la III, en el 11º, y en la Subdimensión Social también quedó en el puesto 11º.

Guanajuato ocupa el 5º lugar del ranking, ascendiendo tres lugares respecto a 2012, con un buen desempeño en las dimensiones de Democracia de los Ciudadanos y Democracia de las Instituciones (1º y 4º lugar, respectivamente), pero con un pobre desempeño en los resultados de la gestión de la democracia (17º lugar en desarrollo económico y 31º lugar en desarrollo social).

Desarrollo democrático medio

Colima, Querétaro, Nuevo León, Nayarit, Morelos, Hidalgo, Oaxaca, Campeche, Tlaxcala, Baja California, Jalisco y Aguascalientes conforman el grupo de estados con desarrollo democrático medio. Suman 12 entidades, seis menos que en 2012 y representan más de 37% del total analizado. Y se ubican en un puntaje que va de los 6,762 puntos logrados por Colima, a los 4,816 obtenidos por Aguascalientes.

Colima pierde nuevamente posiciones y se ubica en el 6º lugar, desde el 2º que había ocupado en 2012. Desciende en la Dimensión III, que evalúa el desempeño institucional, al 9º puesto y presenta mejores rendimientos en las subdimensiones Social y Económica, donde ocupa el 3° y 9° lugar respectivamente. En la Dimensión II, de derechos y libertades, desciende al 16º lugar, retrocediendo 10 lugares respecto al año anterior.

Querétaro recupera casi 2,000 puntos en el IDDMex 2013, con un avance en todas las dimensiones, excepto en la Subdimensión Económica, donde igualmente se mantiene por encima del promedio. Se ubica en el puesto 7º del ordenamiento nacional. En Democracia de los Ciudadanos, donde registra su mayor avance, se ubica en el 2º lugar; en desempeño institucional, 8º; en desarrollo social, 26º, y en desarrollo económico, 15º.

Nuevo León, que ocupa el 8° lugar del ranking general, recuperando cuatro lugares respecto a 2012, logra mejorar su puntuación producto de un importante avance en la Subdimensión Económica, donde accede al 3º lugar del ordenamiento nacional. En las otras dimensiones presenta un descenso en la puntuación y ocupa el 6º lugar en desarrollo social, el 7º en la Democracia de los Ciudadanos y el 26º en desempeño institucional.

Nayarit presenta un comportamiento dispar, por eso baja al 9º lugar del ranking nacional. Logra mejores resultados en la Dimensión de la Calidad de la democracia de los ciudadanos (5º), pero retrocede tanto en la Subdimensión Social (14º lugar), en la Democracia de los Ciudadanos (22º lugar), como en la Subdimensión Económica (12º lugar).

Morelos sube tres peldaños en el ranking nacional para ubicarse en el 10º lugar, con base en un notorio avance en la Subdimensión Económica, para ubicarse en el 8º puesto, mientras que se ubica en el 2º lugar entre las 32 entidades en Desarrollo Social, bajando uno respecto al año anterior. En la Dimensión II se ubica en el 10º lugar y en la Dimensión III en el 22º.

Hidalgo presenta un avance en el ordenamiento nacional, ubicándose en el puesto 11º del ordenamiento nacional, subiendo 12 peldaños. Sin embargo, su desempeño es muy dispar. Aunque logra un avance importante y se ubica en el 11º lugar en Democracia de los Ciudadanos, desciende su puntaje y mantiene una buena posición: 6º lugar en desempeño institucional. Su desempeño no es bueno en desarrollo social (19º) ni en desarrollo económico (24º).

Oaxaca se ubica en el puesto 12º, subiendo 13 lugares respecto al año anterior. Su mejor desempeño se observa en la Dimensión de Derechos políticos y libertades civiles, donde alcanza el 8° lugar. En desarrollo social se ubica en el 10º lugar con un fuerte crecimiento. En las dimensiones restantes presenta un nivel muy homogéneo, ubicándose en el puesto 16º tanto en desempeño institucional, como en desarrollo económico.

Campeche este año ocupa el 13° lugar del ranking de las entidades federativas, descendiendo seis posiciones respecto a 2012, por retrocesos en todas las dimensiones, principalmente en la Subdimensión Social. En las dimensiones II y III se ubica en el lugar 19º y 23º respectivamente, y en las subdimensiones Social y Económica en la 12° y 4° posición.

Tlaxcala se mantiene en una posición similar al año anterior y se ubica en el 14º lugar del IDDMex 2013. Ocupa una muy buena posición en la democracia que mide el desempeño institucional (3º lugar), pero en la Democracia de los Ciudadanos (21º) y en la gestión democrática no logra un buen resultado: se ubica en el 24º lugar en la Subdimensión Social y en el 30º en la Económica.

Baja California asciende 11 lugares respecto al año anterior y alcanza el 15º lugar del ranking nacional del IDDMex. Sus mayores dificultades se ubican en torno a la valoración ciudadana del ejercicio de derechos y libertades (17º), a pesar que muestra mejores resultados que en la medición anterior. En el resto de las dimensiones refleja comportamientos disímiles: empeora su rendimiento en calidad institucional, ocupando el 15° lugar del ranking; mejora en desarrollo social, ubicándose en el 5° lugar, y empeora fuertemente en desarrollo económico, donde queda en el 28° lugar.

Jalisco cierra la lista de estados de desarrollo medio, con 4,927 puntos y alcanza el 16º lugar del ranking nacional, descendiendo seis posiciones. Su mejor posición lo logra en desempeño institucional (13º). En las otras dimensiones mantiene un lugar cercano al promedio nacional: 14º en derechos y libertades, 18º en la Subdimensión Social y 20º en la Subdimensión de Desarrollo económico.

Aguascalientes desciende del 6º al 17º lugar, con una caída en su puntaje de más de 2,000 puntos. Ocupa el 23º lugar en Democracia de los Ciudadanos, desciende en la Democracia de las Instituciones una posición para ubicarse en el 7º lugar. Logra una mejora en la Subdimensión Social y en la Económica, ocupando los lugares 17º y 19º respectivamente.

Bajo desarrollo democrático

Integran este grupo nueve estados: San Luis Potosí, Tabasco, Veracruz, Sonora, Quintana Roo, Zacatecas, Chiapas, Sinaloa y Michoacán, que tampoco representan una zona geográfica común.

San Luis Potosí se mantiene este año en el 18º lugar del ranking nacional, aunque desciende su puntaje en casi 1,000 puntos. Su mejor desempeño lo logra en desarrollo social, donde alcanza el 9º lugar; en tanto que su peor ubicación lo obtiene en desarrollo económico, en el puesto 26º del ordenamiento de esa subdimensión, pese a una mejora importante de posiciones y puntaje. En Democracia de los Ciudadanos se ubica en el lugar 20º y en desempeño institucional en el 17º.

Tabasco es otra de las entidades que obtiene una peor puntuación. Se ubica en el 19° lugar, cayendo cinco posiciones. Sus ubicaciones en las distintas dimensiones oscilan entre diferentes segmentos de desarrollo: en la Democracia de los Ciudadanos (9º lugar), en desempeño institucional (12º), en desarrollo social ocupa el último lugar en el ordenamiento nacional (32º) y en desarrollo económico en el 23º.

Veracruz también retrocede, ubicándose este año en el puesto 20º, pese a una mejora en Democracia de los Ciudadanos (15º lugar) y en desarrollo económico (13º), que no alcanzan a compensar su caída en desempeño institucional (31º) y en desarrollo social (16º).

Sonora presenta también un descenso significativo respecto a 2012, al alcanzar el 21º lugar en el ranking del IDDMex 2013, bajando seis posiciones. La entidad no presenta buenos resultados en ninguna de las dimensiones: en la Dimensión de la Democracia de los Ciudadanos ocupa el 25° lugar, en la Democracia de las Instituciones se ubica en el puesto 25º y las posiciones en las subdimensiones Social y Económica son 15° y 10° respectivamente.

Quintana Roo mantiene en el ordenamiento nacional el lugar 22º como producto de un desempeño dispar. Mejora en la Dimensión de derechos y libertades (puesto 27º), subiendo tres posiciones. En las demás dimensiones presenta un peor rendimiento respecto del año anterior: en desempeño institucional se ubica 19º, en desarrollo social 8º y en desarrollo económico el 11º lugar.

Zacatecas cae algunos lugares respecto al año anterior y se posiciona ahora en el 23º lugar, perdiendo seis posiciones. En la Democracia de los Ciudadanos obtiene el 18º lugar nacional, en tanto que en desarrollo institucional está en el 21º puesto. En lo relativo a la gestión democrática, la entidad avanza dos lugares en desarrollo social (29°) y se ubica en el 22º puesto de desarrollo económico, descendiendo cuatro lugares.

Chiapas sale de la tendencia negativa que presentó en 2012 y logra un avance importante, que le permite salir del penúltimo lugar que ocupaba el año anterior y subir hasta el puesto 24º, aunque permanece entre los estados con bajo desarrollo. La entidad evidencia un desempeño parejo, aunque obtiene una posición destacable en derechos y libertades (12º). Su desempeño en las otras dimensiones no logra un gran nivel: 29º en desempeño institucional, 23º en desarrollo social y 25º en desarrollo económico.

Sinaloa avanza cuatro lugares este año, sale de la zona de mínimo desarrollo y se ubica en el puesto 25º del IDDMex 2013. Presenta un desempeño por encima del promedio nacional en la gestión del desarrollo social (7º) y económico (10º), pero muy por debajo del promedio se ubica tanto en su desempeño institucional (28º) como en derechos y libertades (30º).

Michoacán, que había salido del último lugar en la tabla en 2012, ubicándose en el puesto 26°, en esta edición pierde dos lugares. Su descenso obedece a una peor valoración ciudadana del clima de derechos y libertades (28º), un bajo desempeño institucional (24º), un pobre desarrollo social (27º), a pesar del logro de mejores indicadores económicos (5º).

Mínimo Desarrollo democrático

Seis entidades conforman el lote de estados en mayor riesgo democrático. Ellos son: Estado de México (2,948 puntos), Durango (2,877 puntos), Puebla (2,828 puntos), Chihuahua (2,534 puntos), Guerrero (1,938 puntos) y Tamaulipas (1,789 puntos).

El Estado de México se mantiene respecto a 2012 y se ubica en el puesto 27º del ordenamiento general. Su mejor desempeño lo logra en desarrollo económico (6°) y en desempeño social (22°). Sus debilidades más importantes se ubican en derechos y libertades (29º) y en desarrollo institucional (27º).

Durango retrocede al puesto 28º entre las 32 entidades federativas, perdiendo 11 posiciones. Su desempeño es variado: en derechos y libertades se ubica en el 24º puesto, en desempeño institucional alcanza el 10° lugar, en desarrollo social avanza al 25º y en desarrollo económico obtiene el último puesto (32°).

Puebla presenta un deterioro respecto al año anterior y desciende al puesto 29º. Su descenso de ocho escalones es consistente con su peor desempeño en la dimensión que mide derechos y libertades y en calidad institucional (13° y 30º lugar respectivamente). La entidad tampoco logra superar sus dificultades en desarrollo social (30º lugar) y en desarrollo económico (31º puesto).

Chihuahua es un estado de contrastes, se coloca en 30º lugar del ranking y continúa entre los estados en su peor desempeño democrático del país como consecuencia del clima de violencia que afecta derechos, libertades y calidad institucional. Se ubica en el penúltimo escalón en el ranking nacional de derechos y libertades y mejora en el de desempeño institucional, ubicándose en el 18° lugar. Está por debajo del promedio nacional en desarrollo social (21º) y, aunque cae, su desempeño económico (18°) muestra que cuenta con una potente estructura de desarrollo.

Guerrero mejora un lugar luego de ocupar el último el año anterior. Su pésimo desempeño institucional (último con casi 1,000 puntos de diferencia respecto de quien le precede) afecta fuertemente su rendimiento. En las dimensiones restantes tiene un mejor nivel: 26º en derechos y libertades, 20º en desarrollo social y 29º en desarrollo económico.

Tamaulipas cierra el lote de entidades con bajo desarrollo, cayendo a los 1,789 puntos, se ubica en el puesto 32 del ranking. Su pobre desempeño en todas las dimensiones se evidencia en un rendimiento bajo en indicadores económicos (27º), sociales (28º), calidad institucional (20º) y último en derechos y libertades (32º).

Evolución IDDMex 20122013

Después de haber alcanzado un valor promedio de 5,560 puntos en la medición de 2012, el promedio general del IDDMex 2013 empeoró casi un 10%, registrando 5,037 puntos. Es una tendencia negativa que se identifica desde el 2011. Este descenso del promedio no significa que todas las entidades federativas hayan tenido peores resultados; 11 estados, menos de la mitad, han mostrado progresos en su puntuación general. El resto ha tenido descensos, en algunos casos importantes, como son los casos de Tamaulipas y Durango.

Como en el año anterior, el Distrito Federal, Baja California Sur y Yucatán se destacan del resto de los estados por su alto desarrollo democrático, pero no mantienen los lugares en el ranking. Este año la novedad es el liderazgo de Yucatán que incrementa su puntuación en un 30%.

Las entidades federativas que han perdido valor respecto a 2012 son: Aguascalientes (32%), Baja California Sur (0.1%), Campeche (28%), Durango (44%), Guerrero (4%), Jalisco (23%), México (31%), Michoacán (31%), Nayarit (24%), Puebla (43%), Quintana Roo (20%), San Luis Potosí (17%), Sonora (31%), Tabasco (28%), Tamaulipas (57%), Tlaxcala (19%), Veracruz (17%) y Zacatecas (33%).




Volver arriba