Un buque petrolero, "perdido"

Un buque petrolero, “perdido”

Posible embargo de grupo noruego por una deuda

MÉXICO.- El barco de servicios petroleros más grande del mundo, OSA Goliath, propiedad de la empresa Oceanografía, se “perdió” en altamar y huyó de la PGR.

La agencia Quadratín reporta que el principal activo de la empresa, valuado en 245 millones de dólares, no pudo ser asegurado físicamente por la PGR porque el pasado viernes su tripulación fue avisada de la intervención de la compañía y no regresó a las costas de Campeche.

Según una publicación de “Reforma”, fuentes allegadas a la investigación indicaron que, para la PGR, este barco tiene la calidad de asegurado porque, si bien la medida ministerial no ha sido ejecutada físicamente, jurídicamente es parte de la empresa, que ya fue intervenida.

“El bien está expresado en los estados financieros de Oceanografía y, como consecuencia, es activo de la empresa y está asegurado”, dijo la fuente consultada, quien admitió que este caso se encamina a un litigio de carácter internacional.

Anteaayer la firma noruega Norsk Tillitsmann declaró haber tomado el control de una cuenta de 8.9 millones de dólares y del barco para venderlo y saldar un adeudo de la empresa de Amado Yáñez derivado de su incumplimiento con un bono que emitió por 160 millones de dólares.

Como fiduciarios del bono, los nórdicos difundieron en su portal de internet dos cartas de su directivo Fredrik Lundberg en las que señalan que, en octubre, OSA Goliath, subsidiaria de Oceanografía con domicilio fiscal en Singapur, emitió este bono y puso como garantía la propiedad de la nave.Bloomberg informó ayer que el barco se encuentra en aguas internacionales frente a Ciudad del Carmen.Una fuente allegada a la investigación en México dijo que el Goliath ya no tiene combustible y, por tanto, carece de la posibilidad de desplazarse a otro país.”El barco andaba navegando y le avisaron que no regresara”, confió una fuente.El 28 de febrero, según la empresa noruega, Oceanografía no cubrió el arrendamiento de la embarcación y cayó en un evento de incumplimiento, razón por la que Norsk ejerció sus derechos sobre el barco y removió al consejo directivo que administraba la subsidiaria.La fecha en que la compañía noruega dice haber tomado el control del buque es la misma en que la PGR aseguró la empresa de Yáñez en Campeche.Sin embargo, las cartas donde Norsk da a conocer su intervención están firmadas el 4 y el 5 de marzo.




Volver arriba