Un bloque antileyes “al vapor”

Para frenar el "fast track" partidos de izquierda se unen

Ricardo Monreal Ávila en el Congreso hace unos días

MÉXICO (EFE).- Líderes y legisladores de Movimiento Ciudadano (MC) y otros dirigentes de izquierda propusieron ayer la creación de un “polo progresista” de parlamentarios para frenar la aprobación “al vapor” de las leyes secundarias de las reformas constitucionales.

“Lo deseable sería que los 135 legisladores de izquierda estuvieran sumados en este polo”, opinó el coordinador parlamentario de MC, el diputado Ricardo Monreal.

En rueda de prensa en la que se hizo el anuncio de la convocatoria participaron también el líder nacional de MC, Dante Delgado Rannauro y Marcelo Ebrard, ex jefe de gobierno del D.F., éste último del PRD, entre otros.

Monreal detalló que el Congreso debe aprobar antes del 30 de abril unas 87 leyes reglamentarias de las reformas constitucionales en materia energética, de telecomunicaciones y político-electoral, lo que supone discutir y 1.6 leyes cada día.

El legislador indicó que este bloque buscará que se aprueben leyes que beneficien al país, pero que no sean avaladas sin consenso o discusión, para lo cual propuso un “mecanismo de alianza, actuando sin sectarismos y sin mezquindades”.

“Polo legislativo”

“Esta iniciativa de polo legislativo progresista convoca a todas y todos los legisladores de los que comparten la socialdemocracia, los que comparten la izquierda, los que nos enfrentamos juntos a esta embestida legislativa contraria a los intereses nacionales”, indicó.

Por su parte, Dante Delgado explicó que se trata de acordar un espacio de encuentro con otros grupos parlamentarios y también con el Movimiento Regeneración Nacional, que dirige Andrés Manuel López Obrador.

Ebrard Casaubón anticipó que se reunirá con Andrés Manuel López Obrador y Cuauhtémoc Cárdenas para invitarlos a sumarse a este frente común contra la aprobación “fast track” de las leyes reglamentarias.

El ex jefe de gobierno capitalino calificó de “incongruente” que el gobierno federal pretenda aprobar 87 iniciativas de leyes secundarias en 90 días, sobre todo en lo referente a reforma energética, sobre el cual la Suprema Corte “no se ha pronunciado aún sobre la validez del procedimiento”.”No se trata de dilatar los procesos legislativos en ambas cámaras, sino exigir una deliberación de los temas con tiempo suficiente para conocer la opinión de la sociedad.En diciembre pasado, el Congreso aprobó la reforma energética que abre la industria petrolera a las empresas privadas, la cual fue monopolio del estado durante siete décadas.

Política | “Fast track”

Partidos de izquierda se pronuncian contra la aprobación por la vía rápida.

“Absurdo”

Marcelo Ebrard calificó de incongruente que el gobierno federal pretenda aprobar 87 iniciativas de leyes secundarias en 90 días, sobre todo en lo referente a reforma energética, sobre lo cual la Suprema Corte “no se ha pronunciado aún”.




Volver arriba