Triunfan narcotelenovelas

Triunfan narcotelenovelas

Cineasta dice que busca ilustrar "de dónde venimos"

Escena de la preparación de paquetes de droga, una de las imágenes que se ven en "Camelia la texana"

MÉXICO (EFE).- Viven rodeados de lujo y peligro, sus crímenes llenan las páginas de los periódicos sensacionalistas, pero ahora protagonizan también exitosas telenovelas en México y otros países de Latinoamérica, cuyo riesgo es hacer apología del narcotráfico y de la violencia.

El cineasta Carlos Bolado es consciente de que evitar esto es uno de los retos que tiene a la hora de darle vida a una de las leyendas del narcotráfico, “Camelia la Texana”, tan inexistente como parte de la cultura popular de México.

La historia trata sobre una mujer fuerte, con carácter, apasionada y vengativa, protagonista del narcocorrido “Contrabando y traición” que la banda “Los Tigres del Norte” popularizaron y que habla de cuando el tráfico de drogas comenzaba a florecer.

“Sí me preocupa que hagamos apología del narco y de la violencia, por eso hay que meter todo en contexto”, dijo el cineasta, quien también firmó que puesto que va en contra de todo eso está haciendo “lo posible para que el discurso sea un poco más profundo y no sea maniqueo de buenos y malos, sino que hable de la complejidad del ser humano”.

Estos días se encuentra rodando la serie, recreando los años setentas cuando los narcotraficantes todavía no protagonizaban las portadas de periódicos con sus sanguinarios crímenes y extorsiones.

El objetivo es que se entienda “un poco la historia, de dónde venimos, para no repetir lo mismo”, añadió el cineasta, quien indicó que en México hasta hace unos años existía la costumbre de “negar el pasado” y eso supone “no saber hacia dónde va el futuro”.

Bolado se inspira en otra exitosa narconovela, “La reina del sur”, una serie basada en el libro homónimo de Arturo Pérez Reverte, quien a su vez se inspiró en el corrido de “Los Tigres del Norte”.

Ambas tienen un argumento de similares rasgos: la mujer buena y noble que se enamora del delincuente y que las distintas traiciones que sufre la hacen volverse dura y convertirse en más poderosas que los hombres a los que aman.Y es que, tal y como recuerda la socióloga Carola García, aunque estén envueltas en un ambiente rudo, el amor y el romanticismo también está presente y es uno de los protagonistas de estas historias.”El punto central es el argumento del amor. Este no deja de estar presente en las telenovelas de narcotráfico”, dijo la experta, quien recordó que estos culebrones comenzaron a surgir en países como Colombia y su popularidad se ha extendido por casi toda América Latina.

Y surgieron porque las clásicas buscaron renovarse y al mirar a mercados internacionales vieron el éxito de las series policiacas y encontraron la mezcla perfecta.”Siempre ha habido una fascinación en el público por enterarse de las historias de los criminales” y estas series surgieron pues “entre el espacio romántico de la telenovela y el espacio de lo que eran las series policiacas”.

García cree que contar la vida de estos personajes que viven en “en espacios de dinero y lujo” sí puede suponer hacer apología de la violencia, aunque “depende mucho del espectador, depende de los ojos con que lo mire”.”Se crea una suerte de fascinación por quien lo ve. En un espacio de crisis, de falta de empleos, en donde no hay qué cultivar porque la gente se va a vivir a otros lados, muchos jóvenes les atrae este modelo, aunque no quiere decir que se harán sicarios por ver la telenovela, sino por todo ese entorno que los rodea”, explicó.

En opinión de la socióloga, es complicado evitar la apología porque sería irreal presentar a un narco pobre, pero sí habría que “ser mucho más contundentes en no ensalzar la figura del villano, sino aumentar la figura del que los combate”, “mostrarlos también con los elementos negativos” y cuidar mucho los finales.En este sentido, se manifestó el vicepresidente de Comunicaciones y Estrategia de Talento de Telemundo Media, Alfredo Richard, empresa que está produciendo “Camelia la Texana” y que ha hizo “La reina del sur” y “El señor de los cielos”.”Este tipo de series deja en claro que al final del día el crimen no paga y el bien triunfa sobre el mal”, dijo a Efe Richard, quien explicó que “en este tipo de historias conocemos a personajes que a pesar de tener tanto dinero y poder, ni siquiera pueden salir a la calle y viven en la clandestinidad.

No tienen paz, no viven, sólo sobreviven”.Con estas temáticas, lo que busca Telemundo es hablar de “hechos de la vida real” que “reflejan el día a día de la comunidad hispana y latinoamericana, problemática que muchas veces no vemos en la típica telenovela rosa”, aseguró.Así, añadió, novelas como “Camelia la Texana” tienen la misión de crear conciencia y fomentar “un diálogo abierto acerca de los problemas sociales que afectan a nuestra comunidad” y en ningún momento “glorificar el problema de alguna manera”.




Volver arriba