Más involucrados en el hogar y la familia

El rol de los padres comienza a ser más hogareño, señalan

1 / 2


Los padres en México cada vez se involucran más en el cuidado de los niños así como en actividades como salir con ellos de compras o a pasear, lo que permite que también cada vez sea más festejado en su día


En la década de los 90 y los primeros años del siglo XXI la figura del padre ha sido fundamental para el adecuado desarrollo psicosocial de la familia, según un artículo elaborado por los psicólogos José Manuel Bezanilla y Amparo Miranda Salazar, ambos expertos de la asociación civil Psicología y Educación Integral (PEI).

“La presencia del padre no tiene que ver necesariamente con que habite permanentemente en la residencia de los hijos. Se ha observado que cuando el hombre asume la paternidad plenamente, aunque se encuentre separado de la madre, los hijos tienen una menor posibilidad de presentar hiperactividad, ansiedad, depresión, vandalismo y baja autoestima”, señalan.

Desde hace algunos años el rol del padre de familia tuvo algunas modificaciones. Antes el papá sólo era percibido como el proveedor económico, el que imponía regaños y castigos más severos a los niños y el principal “juez” ante algún problema entre los otros miembros de la familia, se le percibía como alguien ajeno o externo a la dinámica de la casa.

Hoy en día nos hemos transformando en una sociedad que busca incluir más a los padres en el cuidado de sus hijos.

Se busca, la mayoría de las veces, que el papá bañe al bebé, por ejemplo, o que lleve a los niños a algún partido; es decir, que no solamente cumpla un papel de proveedor y de autoridad que hace que sus hijos lo perciban como lejano, casi inalcanzable.

Más incluyentes

Ahora se le permite al papá ser más cercano, saber sobre el día a día de sus hijos y tener una relación de más confianza con ellos. Muchos de estos padres están reinventando esta forma de ser papás porque probablemente con su padre no tuvieron esta experiencia.

Esta situación es y será, para las próximas generaciones, algo muy favorecedor.

Con motivo del Día del Padre, el Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve) dio a conocer que 24 millones de jóvenes son papás y que la mayoría está en el rango de los 25 a los 29 años de edad.

La estadística forma parte de los resultados de la Encuesta Nacional de Juventud 2010, que refiere que ocho de 10 padres jóvenes viven con su pareja.

La dependencia sectorizada de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), cuyo trabajo es generar políticas públicas a favor de este sector de la población para otorgarle las herramientas necesarias en educación, salud, empleo y participación social, informó también que nueve de cada diez jóvenes padres dice platicar con su pareja cuando se presenta algún conflicto, para tratar de solucionarlo, mientras que tres de diez dicen que dejan de hablarle a su cónyuge.

Dio a conocer que dos de cada diez padres jóvenes reportan que con su actual pareja se han presentado episodios de violencia verbal, es decir, insultos, gritos y amenazas, mientras que el 7.1% menciona violencia física, como golpes y agresiones.

El Imjuve también refiere que de los jóvenes que tuvieron a su primer hijo a los 21 años de edad, el 68.5% deseaba el embarazo, 23.2% hubiera preferido esperar y el 8% no lo quería.

Además destaca que 83.8% de los hombres y mujeres padres y madres sólo trabajan; 4.4% estudia y trabaja; 1.9% sólo estudia y uno de cada 10 ni estudia ni trabaja.

En México, 21.8% de los padres no vive con sus hijos y un 4% los cría sin pareja.

Finalmente, 28% de los jóvenes consideraron que lo más importante para su futuro y felicidad es lograr una situación económica favorable, mientras que para quienes no han tenido hijos (24.3%) lo fundamental es formar una familia.- Karen Díaz Salgado

México | Día del Padre

El padre sigue siendo el pilar fundamental y la figura modelo en el hogar.

Líderes en el hogar

De un total de 22.3 millones de hogares mexicanos, casi 14.6 millones de hogares lo encabezan los padres.

Indispensable presencia

Con la presencia del padre los hijos tienen una menor posibilidad de presentar hiperactividad, ansiedad, depresión, vandalismo y baja autoestima.




Volver arriba