Toman más poblados

Cada vez más cerca de Apatzingán los grupos autodefensa

1 / 3


La intensa vigilancia en Uruapan, Michoacán, a cargo de policías federales y efectivos militares que llegaron a principios de la semana pasada
Arriba, el helicóptero de la Procuraduría General de la República que se desplomó anteayer en Tancítaro, del que ayer se informó que no se trató de ningún atentado. A la izquierda, parte de las armas que han sido confiscadas por el ejército a los grupos de autodefensa


MÉXICO.- Los grupos de autodefensa de Michoacán comenzaron a movilizarse de nueva cuenta y, pese a la presencia de agentes federales, tomaron cuatro comunidades de Apatzingán, con lo que ahora sólo están a tres kilómetros de la cabecera municipal que es considerada bastión de “Los Caballeros Templarios”.

El portal “Animal Político” informa que la primera movilización comenzó desde la madrugada de anteayer y ocurrió en la comunidad de Uspero, a sólo 15 kilómetros de Apatzingán.

En ese lugar los autodefensas llegaron armados, empezaron a colocar barricadas y a reconocer la zona con la guía de algunos pobladores.

De acuerdo con los habitantes de Uspero, es por esta localidad que “Los Caballeros Templarios” salen y entran de Arteaga a Apatzingán, ya que incluso si uno recorre el pequeño poblado sale a una carretera de terracería que posteriormente se convierte en una brecha.

Respecto a la violencia, dos personas fueron asesinadas en Apatzingán, pese a la presencia de las fuerzas federales en la entidad.

Anteanoche un motociclista fue baleado cuando pasaba por la calle 16 de septiembre de la colonia “Las Palmas” de la comunidad michoacana, recibió dos impactos: uno en la cabeza y otro en la espalda.

En respuesta, la Policía Federal implementó una operación motorizada para revisar ese tipo de vehículos, vinculados con diversos delitos en esta ciudad.

A su vez, vecinos de la colonia “La Florida”, en la salida a Cuatro Caminos, hallaron los restos en descomposición de una persona no identificada, que presentaba el tiro de gracia.

Ayer por la tarde, el gobierno federal informó que las fuerzas de tarea que encabeza la Policía Federal en Michoacán, con el apoyo de efectivos del Ejército, concluyeron la tarea de asumir la responsabilidad policial en la totalidad de los municipios a los que está orientada la acción en Tierra Caliente.

“En ninguno de los casos se suscitaron incidentes”, informó el gobierno federal de manera oficial.

Desterrar “demonios”

En Apatzingán, donde en los últimos días se desató la violencia, el obispo Miguel Patiño, pidió ayer el “destierre de los demonios”, por la paz, la seguridad y el libre tránsito en Michoacán, principalmente en este municipio para el que pidió a los fieles una conversión por sus principios y la tranquilidad.

Durante su homilía en la catedral de esta localidad ante fieles, muchos de los cuales desviaron su peregrinación hacia Acahuato, como tradicionalmente se realizaba año con año, monseñor Patiño les dijo que hoy esta movilización de católicos se hiciera en este templo, ante la situación que vive la población.

El obispo manifestó que fue oportuno hacer este cambio en el peregrinar de la virgen de Acahuato para pedir por la paz.

Acompañado de sacerdotes de esta diócesis, Miguel Patiño lamentó que haya retenes en los caminos hacia esta población, por lo que insistió en que se permita el libre tránsito.

Ante la Virgen patrona de esta comunidad el prelado pidió para que regrese a la normalidad, pues, dijo, no es posible que no haya tortillas o gasolina, por ello, reiteró, “pedimos a la Virgen que le cierre a los demonios. Que les cierre los males”.

Por otra parte, al ser abordado por la prensa en la metrópoli en un paréntesis en las actividades por la celebración de su onomástico 82, el arzobispo de la Iglesia Ortodoxa, Antonio Chedraoui Tannous, se refirió a la situación en Michoacán y consideró que el Estado debe cumplir con su deber de garantizar paz y seguridad a los habitantes.

Chedraoui consideró que los autodefensas deben dejar las armas y permitir que las fuerzas federales de seguridad hagan su trabajo.




Volver arriba