“Templario” se deslinda

"El Tío" afirma que daba "cursos de superación"

Un militar custodia la casa en Morelia donde fue detenido Dionisio Loya Plancarte, presunto "templario"

MÉXICO (Notimex).- La Procuraduría General de la República (PGR) consignó al penal federal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, a Dionisio Loya Plancarte, integrante de un grupo delictivo que opera en Michoacán.

Autoridades ministeriales informaron que este sujeto es investigado por su presunta responsabilidad en el delito de violación a la Ley Federal de Armas de Fuego de uso exclusivo del Ejército, entre otros, por lo que quedó a disposición del Juzgado Primero con sede en Toluca.

El indiciado cuenta con una averiguación previa por los ilícitos de delincuencia organizada y contra la salud; además se le vincula con 14 expedientes ministeriales por su probable participación en hechos delictivos.

De acuerdo con las investigaciones existen pruebas documentales públicas que lo relacionan con la transmisión de videos, a través de las redes sociales, mediante las cuales difundía las actividades del grupo delincuencial al que pertenecía.

Al momento de su captura, Loya Plancarte, originario de Apatzingán, portaba un arma calibre 38 y una subametralladora nueve milímetros de uso exclusivo de las fuerzas armadas. La PGR ofrecía una recompensa de $30 millones por información que llevara a su captura.

En las próximas horas el Juzgado Primero de Toluca determinará la situación jurídica de Loya Plancarte, detenido el pasado lunes en Morelia, Michoacán, y por las pruebas existentes se prevé le dicten auto de formal prisión.

“El Tío” declaró ante el Ministerio Público Federal en las instalaciones de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), que ya no trabaja con “Los Caballeros Templarios”, y que la organización es dirigida por su sobrino Enrique “El Kike” Plancarte Solís, de acuerdo con el periódico “La Jornada”.

También afirmó que se dedicaba a dar cursos de superación personal a jóvenes de la comunidad.

Ahora está en marcha un operativo especial de búsqueda implementado por la PGR y el Ejército Mexicano, destinado a la captura de 17 líderes y operadores de los templarios, por los que ofrece un total de $130 millones en recompensas.El siguiente objetivo en la mira es Plancarte Solís, señalaron funcionarios que participan en el gabinete de seguridad nacional.Las fuentes consultadas revelaron que durante sus declaraciones ministeriales, Loya Plancarte señaló que estaba dedicado a dar cursos de superación personal a los jóvenes de la comunidad.”El Tío”, identificado por el gobierno federal como uno de los líderes de los “Templarios”, fue trasladado de la ciudad de Morelia, Michoacán, a las instalaciones de la Seido en el D.F., para ser interrogado.Fue detenido el lunes pasado a las cinco y media de la madrugada en Morelia. De acuerdo con información del gobierno federal, al momento de su captura se encontraba escondido dentro de un clóset.Los funcionarios entrevistados relataron que “El Tío” huyó del municipio de Apatzingán la tarde del 15 de enero, tras enterarse que el gobierno federal pondría en marcha un nuevo operativo y que éste sería con el apoyo de las autodefensas que operan en Michoacán.Según la información obtenida, arribó a Morelia la noche del 16 de enero y se escondió en distintos domicilios que los “Templarios” ocupaban como casas de seguridad.Loya Plancarte enfrenta una averiguación previa por delincuencia organizada y delitos contra la salud, además de estar relacionado o mencionado en 14 averiguaciones previas.Los funcionarios entrevistados señalaron que el plazo para definir su situación jurídica vence el próximo jueves, pero podría ser consignado antes de que concluya el término legal.En la página de recompensas de la PGR se informa que la dependencia a cargo de Jesús Murillo Karam ofrece dos partidas de recompensas por $30 millones cada una, tres de $10 millones, dos de $5 millones y 10 de $3 millones, a cambio de información que ayude a la captura de integrantes de los templarios, implicados en el tráfico de drogas a Estados Unidos, operaciones de lavado de dinero y atentados contra efectivos militares y agentes de corporaciones policiacas.La PGR ofrece 30 millones de pesos por información que lleve a la aprehensión de Servando Gómez, “La Tuta”; en el caso de Ignacio Rentería Andrade, “El Nacho”, $10 millones.Por datos de “El Kike” Plancarte Solís, la PGR ofrece $10 millones, a pesar de que las autoridades lo consideran el principal líder de los templarios.Por otra parte, la PGR obtuvo auto de formal prisión contra 21 personas identificadas como integrantes de “Los Caballeros Templarios”, los cuales fueron detenidos el pasado 29 de noviembre en la ciudad de Morelia. Les imputa delitos de delincuencia organizada y violaciones a la ley federal de armas de fuego. Entre ellos está Germán Rivera Aguilar, “El licenciado” o “R-10″, identificado como jefe de la organización en Guanajuato y el Estado de México.




Volver arriba