Súplica hasta el último minuto

Nuevos llamados para aplazar una ejecución en Texas

La marcha que realizaron ayer en Miacatlán, Morelos, algunos familiares y amigos de Édgar Tamayo Arias, en demanda de que se suspenda la ejecución, programada para realizarse hoy en Texas, Estados Unidos

WASHINGTON (EFE).- El gobierno de Estados Unidos pidió ayer de nuevo a las autoridades de Texas aplazar la ejecución del reo mexicano Édgar Arias Tamayo porque puede “minar” sus esfuerzos por ayudar a estadounidenses detenidos en el extranjero y en general su cooperación con otros países.

Marie Harf, portavoz del Departamento de Estado, se refirió en conferencia al caso de Tamayo, uno de los trece mexicanos en el corredor de la muerte en Texas, cuya ejecución está prevista para hoy miércoles pese a que una orden de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) exige la revisión de su caso.

“Estamos pidiendo un retraso en su ejecución hasta que pueda proporcionársele una revisión adecuada y una reconsideración de si la falta de acceso consular influyó en el resultado del proceso”, dijo en conferencia telefónica con periodistas.

Sin embargo, una Corte de Texas rechazó ayer en la tarde suspender la ejecución.

Tamayo, de 46 años y uno de los trece mexicanos en el corredor de la muerte en Texas, fue condenado a muerte por el asesinato de un agente policial en Houston (EE.UU.) en 1994.

La portavoz subrayó que “nadie discute” que cuando fue detenido Édgar Tamayo Arias no fue informado de su derecho a solicitar la asesoría del consulado de México, lo que constituyó una violación a la Convención de Viena, a la que EE.UU. está suscrito.

De acuerdo con los abogados defensores, la ejecución constituiría un desacato del “Fallo Avena”, emitido en 2004 por la Corte Internacional de Justicia de la ONU, que ordenó a Estados Unidos la revisión de los casos de 51 reos mexicanos condenados a muerte, incluido Tamayo.

En 2004, la CIJ ordenó a Estados Unidos revisar los casos de los condenados a muerte cuyo derecho a la notificación consular fue violado, pero Texas se negó a cumplir esa orden en el caso de Tamayo y otros dos presos mexicanos, ya ejecutados.

“El cumplimiento de EE.UU. de las obligaciones de la Convención de Viena es crítico para asegurar la protección de nuestros propios ciudadanos detenidos en el extranjero, y también crucial para mantener la cooperación con gobiernos extranjeros, sobre todo en asuntos de seguridad”, indicó.

Falta de cumplimiento

Estados Unidos “quiere poder pedir a otros países las mismas protecciones garantizadas en la Convención de Viena, y no quiere que eso quede minado por su propia falta de cumplimiento en casos como el de Tamayo”, dijo ayer Marie Harf.

El pasado 14, representantes de los Departamentos de Estado y de Justicia se reunieron con altos cargos de la oficina del gobernador de Texas, Rick Perry, para conversar sobre el caso de Tamayo, y “ese diálogo sigue abierto”, apuntó la portavoz.

Además, el secretario de Estado, John Kerry, envió en septiembre una carta a Perry advirtiéndole de que este caso podría “afectar la manera en la que se trata a los estadounidenses en el extranjero”, añadió Marie Harf.

Kerry conversó sobre el asunto durante una reunión el pasado viernes con el canciller mexicano, José Antonio Meade.La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó el mismo viernes a suspender la ejecución de Tamayo por considerar que Estados Unidos “violó sus derechos fundamentales”, una postura que compartió ayer la organización Human Rights Watch (HRW) y que han expresado otros muchos activistas y expertos.Ayer, en Miacatlán, Morelos, familiares y amigos de Édgar Tamayo se pronunciaron contra la ejecución.

Política | Ejecuciones

México creó en 2000 el plan de Asistencia Jurídica para Mexicanos Sentenciados.

Oposición

El gobierno de México impidió en los últimos 14 años que 868 connacionales fueran sentenciados a muerte en Estados Unidos, al oponerse como una política de Estado a la aplicación de la pena máxima, recordaron ayer fuentes de la Cancillería mexicana.

Postura abolicionista

México asume una postura abolicionista contra la pena de muerte por considerarla un castigo cruel, inusitado e irreversible, dijo el director general adjunto de Protección de Mexicanos en el Exterior de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Euclides del Moral.

Hora de la ejecución

La ejecución de Édgar Tamayo está programada a las 18 horas.



Volver arriba