Son rehenes de la violencia

Son rehenes de la violencia

En zonas de medio y alto riesgo 85% de la población

En el D.F. las muertes violentas ocurren todos los días. En la foto, movilización tras el hallazgo de un cadáver

MÉXICO.- Casi 85 por ciento de la población mexicana vive en zonas de medio y alto riesgo debido a la violencia, las drogas y el delito, lo que representa a un poco más de 100 millones de personas.

Según el primer Semáforo Nacional Ciudadano, que este mes marcó la alerta amarilla-roja, creado por la Asociación Nacional de Consejos de Participación Cívica A.C., se agrega que apenas 18 millones de mexicanos son quienes viven en zonas de bajo riesgo, según indica el diario “Excélsior” en línea.

Arturo Mattiello Canales, presidente de esa asociación, señala que esta mayoría de la población en el país no tiene la certeza de que el Estado mexicano haga respetar sus garantías individuales.

“El que haya 100 millones de mexicanos viviendo en zonas de alto y medio riesgo en la República significa que hay 100 millones de compatriotas que pueden ser violados, secuestrados, ejecutados, privados ilegalmente de su libertad, desaparecidos, extorsionados, tratados y que no tienen la certeza de que el Estado mexicano en su conjunto les va respetar sus garantías individuales”.

El informante, rector de la Universidad de las Naciones en Veracruz, indica que estos resultados están basados en encuestas y reportes oficiales de cada entidad federativa.

En este sentido consideran que Chiapas, Campeche, Yucatán, Baja California Sur, Puebla, Hidalgo y Querétaro, son de las zonas del país con bajo riesgo.

Acceso a drogas

En otro reporte de la Asociación Nacional, en colaboración con la Federación de Universidades e Instituciones Particulares de Educación Media Superior (Fuipes), se dio a conocer que el 49.12% de los universitarios tuvo acceso a algún tipo de droga, donde se toma al alcohol como una, junto a la mariguana o cocaína, y que 76.74% de los encuestados dijo conocer a alguien que regularmente la consume.

En la encuesta aplicada a mil 900 estudiantes, catedráticos e investigadores de 95 universidades se abordan cuestiones como percepción de seguridad en los colegios de estudios superiores, hostigamiento sexual y acoso.




Volver arriba