Sigue la presión a Texas para salvar a un convicto

Envían cuatro mil firmas más en apoyo a mexicano

El reo Edgar Tamayo Arias condenado a muerte para el 22 de enero del presente año. Foto: Internet

El reo Edgar Tamayo Arias condenado a muerte para el 22 de enero del presente año. Foto: Internet

MÉXICO (Notimex).- La organización no gubernamental Amnistía Internacional (AI) envió cuatro mil firmas a las autoridades de Texas, Estados Unidos, para pedir que se suspenda la ejecución del mexicano, Édgar Tamayo Arias, programada para mañana miércoles.

Las firmas se suman a las más de 17 mil que AI entregó en días pasados, “son así más de 21 mil personas que se han sumado al pedido de justicia para Édgar”, informó en un comunicado esa organización defensora de los derechos humanos.

La agrupación detalló que entre las cartas de solidaridad que han enviado diversos activistas se encuentran expresiones de apoyo a Tamayo Arias, así como de indignación en contra del uso de la pena capital.

“De cumplirse esa cruel sentencia, el recuerdo de esa crueldad vivirá por siempre. Fuerza hermano, que los corazones de quienes creemos en la dignidad humana están contigo”, se puede leer en una carta dirigida a Édgar.

AI también reiteró su llamado a reponer el proceso judicial del sentenciado, el cual dijo: “al ser llevado al cabo sin un adecuado respeto al derecho a la asistencia consular de Tamayo, le puso en grave desventaja ante un sistema de justicia que le resultaba ajeno y con un amplio historial de sentencias discriminatorias”.La organización señaló además que la discapacidad mental leve diagnosticada en Tamayo Arias haría su ejecución ilegal bajo la ley de los Estados Unidos. Al respecto, recordó que en 2008 un psicólogo determinó que el funcionamiento intelectual de Tamayo se situaba en el rango de “discapacidad intelectual leve”, lo que convertía su ejecución en inconstitucional según la legislación de EE.UU., pero ello “no fue tomado en cuenta por los tribunales estadounidenses”.

La organización mencionó que entre las acciones legales más recientes para evitar la ejecución del mexicano está una demanda federal en Austin, Texas, solicitando que el gobernador y la Junta de Perdones y Libertad Condicional de Texas (BPP) se abstengan de proceder hasta que se establezca un procedimiento adecuado y transparente.Las acciones políticas nacionales incluyen entre otras, las cartas que el secretario José Antonio Meade, el embajador de México en Estados Unidos, Eduardo Medina Mora, el presidente de la CNDH, Raúl Plasencia, el gobernador de Morelos, Graco Ramírez, y diversos legisladores federales, agregó.

Otra ejecución

Ayer Texas fijó fecha de ejecución de otro mexicano, Ramiro Hernández Llamas, para el 9 de abril próximo, condenado por el asesinato de un hombre para el que trabajaba y por violar a su esposa.

La ejecución se estableció tras la orden de un juez del condado Banderas (Texas) para que el Departamento de Justicia Penal inicie el proceso que concrete la sentencia de muerte del mexicano, de 44 años y originario de la ciudad de Nuevo Laredo.

Hernández fue condenado a muerte en 1997 por el asesinato de un ranchero de Kerrville, en Texas, para el cual realizaba trabajos de mantenimiento.El expediente indica que Hernández sacó de su vivienda con engaños a Glen Lich, de 48 años y quien además era escritor y profesor universitario, y lo asesinó a golpes con una barra de metal, tras lo cual se introdujo a la casa, amarró a la esposa del asesinado y abuso sexualmente de ella en repetidas ocasiones.Los abogados de Hernández sostiene que el mexicano sufre de una forma de retraso mental, por lo que ejecutarlo sería una violación a un fallo de la Corte Suprema que ordena no ejecutar a reos con incapacidad mental.Actualmente, hay 13 mexicanos con una pena de muerte en Texas y Tamayo sería el tercero en ser ejecutado después de emitido el “Fallo Avena”.




Volver arriba