Se preparan para partir

En marzo deja la mariposa Monarca el bosque mexicano

1 / 4


A la izquierda, decenas de mariposas permanecen en una rama de oyamel, del santuario El Rosario, en Michoacán. Abajo, una turista extiende la mano para alcanzar a los lepidóperos
Arriba, un acercamiento de una de las mariposas Monarca que dejarán los bosques de oyamel de Michoacán en marzo. A la derecha, un turista observa a uno de los insectos posado su pulgar izquierdo


OCAMPO, Michoacán (Notimex).- Millones de mariposas Monarca permanecen desde noviembre en los santuarios de México, pero en esta última etapa de hibernación se despegan de los árboles y vuelan por el bosque, preparándose para partir en marzo a la región de los grandes lagos de Norteamérica.

En la actual temporada, la última fase de hibernación, el atractivo es más colorido porque inician los días cálidos y con ello los insectos, de color amarillo-naranja intenso, que resalta de entre líneas negras y motas blancas, vuelan alrededor de los visitantes, lo que hace todavía más agradable la estancia.

Las mariposas Monarca surgen en el corazón del bosque y hacen vuelos rasantes por los arroyuelos que cruzan la zona, como ejercitándose para partir en marzo, cuando emprenderán su viaje para recorrer más de cuatro mil kilómetros hasta el noroeste de Estados Unidos y el suroeste de Canadá.

El santuario El Rosario, en el municipio de Ocampo, recibe cada año alrededor de 40 millones de mariposas que sobrevuelan por lo menos cinco hectáreas en el corazón de la montaña, donde predominan los árboles de oyamel, especie fundamental para el hábitat de la monarca.

Sin embargo, en los últimos años, la afluencia turística ha registrado un decremento del 30%, luego de que en lo que va de la temporada se han contabilizado 19 mil visitantes, mientras que en años anteriores, la cifra superaba los 25 mil asistentes.

Ante esta situación, autoridades locales informaron a los ejidatarios de la región de la implementación de un proyecto de desarrollo, que incluye una inversión de seis millones de pesos para dotar de mayor infraestructura turística al santuario.

El presidente municipal de Ocampo, Roberto Arriaga Colín, destacó que en coordinación con el gobierno del estado, se construyó un nuevo camino, con lo que a partir de esta temporada, los visitantes pueden llegar en automóvil hasta la puerta del santuario.

Además, hace unos meses, el secretario de Turismo estatal, Roberto Monroy García, inauguró el vivero “Monarca II” que producirá 200 mil árboles de oyamel, destinados a la reforestación de los santuarios donde hiberna la mariposa monarca.

En entrevista, Armando González Barrios, ejidatario y guía del lugar, señaló que el santuario pertenece a 261 ejidatarios le dan mantenimiento y ofrecen servicios a los turistas, desde estacionamientos, taquillas, cafetería y lugares de comida.

“Nos rotamos las labores, en la temporada en que está la mariposa damos recorridos y los meses en que no están nos encargamos de sembrar nuevos árboles y limpiar la zona, que son dos mil 500 hectáreas de bosque”, explicó.

Además de los recorridos al santuario, detalló, se ofrece al visitante el servicio de cabañas y se planea que durante los meses en que no hay mariposas se realicen actividades ecoturísticas, pues es la principal fuente de empleo e ingresos de los habitantes del municipio de Ocampo.

Durante un recorrido por ese sitio, el vigilante ecológico, Silvestre de Jesús Cruz manifestó que a pesar de ser tan frágil, pues mide 12 centímetros y pesa medio gramo, la mariposa monarca recorre por lo menos 100 kilómetros diarios pasando por ambientes fríos y lluviosos hasta llegar a bosques mexicanos. “Hacen un viaje de por lo menos dos meses y desde principios de noviembre empiezan a llegar las primeras colonias, se calculan hasta 150 millones de mariposas, es un espectáculo que no se compara con nada, la gente que viene siempre termina el recorrido sorprendida”, expresó.Silvestre de Jesús, quien lleva 12 años como guía en ese santuario, aseguró que para la comunidad es importante conservar el hogar de la mariposa, por lo que realizan diversas actividades durante todo el año como: la vigilancia comunitaria, prevención de incendios, reforestación y combate de plagas y enfermedades forestales.

Según la tradición purépecha, la llegada de las mariposas está relacionada con la festividad del Día de Muertos, porque son el alma de los niños muertos que volvían a su tierra, por lo que para los habitantes de la región, la Monarca es parte de su propia identidad.




Volver arriba