Se busca apertura al mundo

ESTAMBUL, Turquía (El Universal).- El presidente Enrique Peña Nieto sostuvo en esta ciudad que el proceso de reformas, de su primer año de administración, acredita que México es una democracia que ha evolucionado y madurado.

En el tercer día de su visita de Estado a Turquía, subrayó que, en contraste con la parálisis política que hay en otras latitudes del mundo, en México se concretan grandes transformaciones.

“Puedo anticipar que a partir de importantes cambios estructurales que México ha venido impulsando en lo que ha sido el primer año de mi administración, es de proyectarse que en los próximos años tendrá un mayor crecimiento económico y de forma sostenida. Lo cual representa un marco extraordinario para atraer inversión productiva que genera empleo y genere riqueza y desde ahí apuntale la expansión exitosa de negocios a quienes confían y creen en México como destino de sus inversiones”, señaló.

Al participar en el Foro de Negocios México-Turquía, el Presidente afirmó que en México la política empieza a tomar un lugar como instrumento de transformación social y acreditarse la civilidad y el acuerdo político para materializar los cambios.

Ante empresarios, enumeró las reformas en materia laboral, educativa, de telecomunicaciones y competencia económica, hacendaria, financiera, política, y energética que han sido aprobadas por el Congreso de la Unión.

Luego, el presidente se centró en la reforma energética la cual, dijo, sin duda representará el cambio estructural más importante de las últimas décadas en nuestro país y con lo cual buscamos abrirnos al mundo.

“Con este cambio México busca, sin perder la propiedad del Estado sobre su riqueza energética, ampliar su capacidad de explotación a fin de asegurar que el país tenga energía más barata en beneficio de ciudadanos e industria”.

“Creo que estas reformas dan un importante marco para encontrar en México un destino seguro, con certeza jurídica para la inversión extranjera”, puntualizó. Recalcó que las reformas están orientadas a lograr un cambio cualitativo en el desempeño económico y social de México. Peña Nieto dijo que su visita a Turquía es para acreditar la voluntad de México de estrechar los lazos con ese país. Subrayó que las dos naciones son economías emergentes que se preparan para insertarse con mayor competitividad y productividad en el mundo global. Subrayó que el intercambio comercial es modesto si se toma en cuenta el potencial que tiene cada cual. Apuntó que Turquía es puerta de entrada a las regiones de Asia y Europa y México a Estados Unidos, Canadá y Latinoamérica con una red de tratados comerciales que ofrecen un mercado total de mil 200 millones de consumidores. Hizo notar que México busca ampliar otros mercados a través alianzas estratégicas con países de América Latina (Alianza del Pacífico), igual que con Estados Unidos, México y Canadá y países de la región asiática (TPP) para lograr una mayor integración en la región Asia-Pacífico. Hizo notar que Turquía y México forman parte de un grupo “que hemos venido consolidando”, el MIKTA (México, Indonesia, Corea del Sur, Turquía y Australia). Recordó que durante su visita a Ankara los gobiernos de México y Turquía firmaron documentos de cooperación y entendimiento, entre ellos destacó el inicio de trabajos de un TLC, la promoción y protección de inversiones, evitar doble tributación, fortalecimiento de servicios aéreos, ciencia y tecnología, turismo y seguridad y combate al crimen organizado.




Volver arriba