Sanción para los rebeldes

MÉXICO.- El secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet Chemor, advirtió que habrá consecuencias severas para los maestros que se negaron a contestar el censo educativo, entre las cuales estaría no cobrar su sueldo a partir de 2015, publica el sitio “La Silla Rota”.

“De no hacer el censo tendrán consecuencias severas, sufrirían el efecto de no estar incluidos en la nómina correspondiente”, expresó en conferencia de prensa donde se dieron a conocer los resultados preliminares del Censo de Escuelas, Maestros y Alumnos de Educación Básica y Especial (Cemabe).

Chuayffet detalló que el Cemabe integrará el Sistema de Información y Gestión Educativa (Siged), del que se derivará la nómina.

Las protestas

También señaló que las protestas contra la reforma educativa se pueden realizar, pero no se deben mezclar con el derecho de los niños a recibir educación.

“Y no tomar a los niños de rehenes como escudo de lucha”, puntualizó.

El titular de la SEP rechazó que el censo sea una simulación para “planchar” la reforma educativa e indicó que sería un “insulto” pensar que fueron convocados para ello.”No hay simulación, porque no la pretendemos; y porque la sociedad no la permitiría”, recalcó. En total, el Inegi contabilizó la existencia de un millón 987 mil 511 trabajadores con plaza, que equivalen al 92.7 por ciento del personal que tenía registrado la SEP, así como 23 millones 667 mil 973 alumnos en poco más de 270 mil Centros de Trabajo (CCT). Miguel Cervera, responsable del levantamiento del censo, subrayó que éste se aplicó en el 90.5 por ciento de los CCT. Detalló que no se pudo censar 24 mil 943 Centros de Trabajo, de los cuales en 24 mil 242 los maestros se negaron a contestar el censo y 460 no se localizaron. Por otra parte, en 241 centros no se levantó el censo por contingencia operativa, en su mayoría en Guerrero. De las 24 mil 900 negativas al censo, el 41 por ciento fue en Chiapas; el 27 por ciento, en Oaxaca; y un porcentaje similar a este último en Michoacán. A su vez, Eduardo Sojo, titular del Inegi, puntualizó que el análisis de maestros y escuelas, permitirá un estudio mucho más fino, que nunca antes se hubiesen podido hacer, con un componente adicional: que la información se va a poder cruzar con otros censos.




Volver arriba