Síndrome de Munchhausen está asociado a trastornos subyacentes

 

GUADALAJARA (Notimex).- El experto Horacio García Rábago dijo que caracterizado por la simulación e inclusive la provocación de enfermedades, el Síndrome de Munchhausen puede estar asociado a trastornos subyacentes como depresión, ansiedad y adicción a drogas.

El titular del Centro Comunitario de Salud Mental (CCS) 1 del IMSS en Jalisco agregó que es en varones de entre 20 y 40 años en los que suele captarse con mayor frecuencia.

Indicó que quienes padecen este síndrome no están conscientes de que se trata de un problema mental y por lo mismo no buscan atención en este sentido.

‘Más bien, acuden de un médico a otro para resolver la sintomatología que presentan y por lo general se expresa con vómitos, hemorragias y lesiones en piel provocados por ellos mismos’, señaló.

Explicó que en fases extremas, los pacientes se provocan lesiones o daños tan importantes que inclusive ameritan procedimientos quirúrgicos para su corrección, todo ello con la finalidad de recibir la atención médica que ellos consideran deben tener.

‘Dado que más bien refieren y llegan a presentar síntomas de tipo físico, acuden a clínicas o con médicos que se dedican a atender ese tipo de patologías y cuando llegan a ser vistos por un psiquiatra, es común que se piense en trastornos de tipo histérico en las mujeres, y sociopáticos en hombres’.

Señaló que aun cuando los pacientes simulan conscientemente su enfermedad, ésta puede ir más allá de un simple trastorno a nivel mental, por los riesgos a que se exponen al lesionarse o producirse síntomas, sobre todo los que ameritan una cirugía.

Precisó que algunas corrientes psiquiátricas apoyan la idea de que los pacientes con Munchhausen tienen grave trastorno de personalidad subyacente como depresión o ansiedad, pero no buscan tratamiento o ayuda psiquiátrica e incluso la pueden rechazar por no tener conciencia de su trastorno.

Destacó que una situación que viene a complicar la sospecha clínica y la correcta identificación de este síndrome es el hecho de que los pacientes fácilmente cambian de médico o de centro en el que reciben atención, ‘por lo que cuando llegan por primera vez a otro lugar se desconocen sus antecedentes’.

Puntualizó que el también llamado trastorno ficticio es difícil de tratar porque la persona puede resistirse a recibir ayuda psiquiátrica, en algunos casos; sin embargo, la psicoterapia o la terapia de conducta pueden ser útiles.

Resaltó que si la persona tiene cualquier otra condición, como depresión, ansiedad o adicción a drogas como detonante, ‘éstas también pueden tratarse y reducir, o en el mejor de los casos, evitar que desarrolle el síndrome’.

 




Volver arriba