Serias secuelas del bullying

Un compañero de clase le clavó un lápiz en el paladar

MÉXICO.- Durante casi ocho meses un estudiante de seis años de una escuela primaria en Ciudad Juárez, Chihuahua, sufrió constantes agresiones físicas y psicológicas de sus compañeros de clase, según una publicación en el sitio proceso.com.mx

El bullying contra el menor incluyó patadas, golpes en la cabeza, jalones de cabello y una lesión en el paladar luego de que le clavaron un lápiz.

Según “El Diario de Juárez”, Daniel Cárdenas, maestro del grupo de primer grado donde estudia ‘Luis’ (a quien no se identifica por su verdadero nombre), estos abusos “son cosas que pasan en todos los salones”.

Incluso el mentor reconoció que las agresiones contra el niño se cometieron en su presencia, en la primaria “Jaime Torres Bodet”, ubicada en el fraccionamiento Pradera Dorada.

El estudiante afectado sufre ahora de serias secuelas psicológicas y, atemorizado, esta semana le pidió a su madre Rosa Sánchez que ya no lo lleve a la escuela.

El menor ya no soporta los ataques y cada mañana se atormenta al pensar lo qué le harán sus compañeros.

Al conocer el caso, el director de la primaria, Daniel Sandoval, sugirió que el niño recibiera atención psicológica porque, alegó, posiblemente él mismo pudo haberse causado daño.

Sin embargo, luego de que la madre de ‘Luis’ lo llevó a terapia, el psicólogo determinó que ‘Luis’ estaba atemorizado por el abuso del que fue objeto en la escuela.

A finales de febrero pasado, el estudiante fue sujetado de los brazos por sus compañeros mientras uno de ellos le abrió la boca y le enterró un lápiz en el paladar.

Hace unos días otro niño se le subió por la espalda, mientras estaba en su banca, para cortarle un mechón de cabello, a ras del cráneo.

Este martes 19 ‘Luis’ no acudió a clase. Su mamá, Rosa Sánchez, llevó a la escuela una serie de fotografías como evidencia del maltrato que sufrió su hijo en estos meses. En las imágenes se observa el daño que el menor sufrió cuando le enterraron el lápiz en el paladar y cuando le arrancaron cabello.

La mujer se presentó en el plantel junto con familiares, con pancartas y folletos con la leyenda “Di no a la violencia escolar”, para exigir a las autoridades educativas que eviten que su hijo siga siendo víctima de bullying.

Ante la protesta, el director argumentó que las peleas y agresiones entre alumnos ocurren en todas las escuelas, “nunca falta eso, siempre hay niños que pelean”, afirmó.

Agregó que lo único que él puede hacer en este caso, es castigar a los niños y hablar con sus padres.

Dijo que se enteró de la situación hasta que la mamá del menor afectado le hizo saber lo que ocurría.Por su parte, la Subsecretaría de Educación dio a conocer que sólo impartirá pláticas preventivas contra el bullying en el plantel educativo, como parte del programa Escuela Segura.

No obstante, la madre de ‘Luis’ aseguró que ya no llevará a su hijo a la escuela, sin importar que pierda el año, para no exponerlo a que sufra nuevas agresiones.

El menor ya no soporta los ataques y cada mañana se atormenta al pensar lo que le harán sus compañeros




Volver arriba