Recomiendan actividad física para prevenir degradación muscular

 

GUADALAJARA (Notimex).- El experto Jorge Alberto Romano Romero dijo que no consumir proteínas, sobre todo de fuentes naturales como las contenidas en carnes rojas, lácteos y frutos secos, junto a estados de inactividad prolongados, puede producir graves efectos a nivel de las fibras musculares.

El titular del departamento de Medicina Física y Rehabilitación en el Hospital de Especialidades del IMSS Jalisco agregó que se pueden degradar a niveles tan severos que imposibilitan a la persona hasta para poder sentarse.

Manifestó que las fibras musculares requieren proteínas para su adecuado funcionamiento, en especial las llamadas mioglobinas.

Expresó que existen situaciones que reducen de manera considerable el contenido proteico en el cuerpo.

‘Tal es el caso de quienes por enfermedad o por accidente caen en estados de inactividad prolongados, las personas que ingresan a las terapias intensivas son un ejemplo de esto’, señaló.

Explicó que el cuerpo, aún en reposo, necesita proteínas y debido a que éstas se encuentran en los músculos, el organismo en un mecanismo compensatorio, toma dichos elementos para sobrevivir, y degrada de manera importante las fibras musculares.

‘Por eso los pacientes que pasan periodos muy prolongados inactivos, pierden masa muscular y peso; hay casos muy dramáticos en que por ejemplo ingresa la persona con peso de 80 kilogramos y al egresar apenas llega a 40 o 50 kilogramos’, apuntó.

Afirmó que al margen de la pérdida de masa muscular, una falta importante de proteínas puede acarrear también falla renal, ‘lo cual es una situación potencialmente mortal, por lo que se recomienda un adecuado mantenimiento de tejido muscular, lo cual se logra con estrategias al alcance de todos’.

Detalló que para empezar, la actividad física supervisada y que alterne los ejercicios aeróbicos con los anaeróbicos, ‘entendidos estos últimos como aquellos en que se levanta peso o se usan elementos para incrementar la resistencia, como son las ligas, contribuye a músculos más fuertes y en consecuencia, con mayor reserva de proteínas’.

Precisó que es conveniente que en la dieta se procure incluir alimentos ricos como carnes rojas, leche y sus derivados, así como frutos secos como nueces, almendras y cacahuates.

Subrayó que esta recomendación es en especial importante para personas que rebasan los 50 años, porque a esta edad la pérdida progresiva de masa muscular por efecto del paso del tiempo, se hace más evidente.

Resaltó que en el caso de personas que caen en estados de postración largos, ‘es fundamental que en la medida de lo posible, inicien con programas de rehabilitación física aún en cama’.

‘En los cuales sus cuidadores y/o familiares son esenciales para apoyarlos en este proceso y en cuanto puedan ponerse en pie, movilizarlos; la idea es contrarrestar la rápida degradación de fibras musculares que la inactividad prolongada trae consigo’, concluyó.

 




Volver arriba