Realizará el ISSSTE primera investigación en AL contra la obesidad

Por Jacqueline Rico Dueñas

MÉXICO (Notimex).- Para atender y combatir con evidencia clínica el alarmante problema de sobrepeso y obesidad en niños que enfrenta México, quienes en su mayoría serían jóvenes y adultos gordos y enfermos, el ISSSTE inició la primera investigación en su tipo de toda Latinoamérica que busca abolir esta enfermedad.

La investigación denominada Infancia Saludable, se basa en el estudio de Corte de Obesidad Infantil del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

La proyección incluye la participación de dos mil mujeres embarazadas, a través de quienes se hará un seguimiento puntual de sus hijos, desde el vientre materno y hasta los 17 años de edad, con la tecnología más avanzada.

La jefa del Laboratorio de Medicina Genética del Hospital Regional Adolfo López Mateos del ISSSTE, Eunice Rodríguez Arellano, resaltó que durante esos más de 17 años de vida del pequeño se hará el seguimiento.

Entre otros, pretenden medir factores de riesgos, incluso de otras enfermedades, para detectar exactamente el momento y las causas en que inicia el desarrollo del problema de sobrepeso y obesidad.

La especialista señaló que ‘necesitamos tener una panorámica previa, para ello también nos van a mandar desde las clínicas 400 niños de nivel preescolare y 400 adolescentes, a quienes se harán diferentes análisis, para saber qué pasa en estos grupos y detectar el inició del desarrollo de la obesidad y sobrepeso’.

En entrevista, la endocrinóloga, doctora en Ciencia del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) e impulsora de la investigación, dijo que para este macroproyecto se cuenta con equipos sofisticados y vanguardistas que con ese propósito adquirió el Hospital Adolfo López Mateos del ISSSTE.

Como parte de la tecnología de última generación, señaló la importancia del laboratorio de antropometría, con el que a través de una pequeña corriente eléctrica se medirá la composición corporal del paciente, el peso, las calorías y el que ejercicio que se debe hacer.

También se utilizará el laboratorio de medicina genómica y de microarreglos, para detectar alteraciones que no se demuestran con las metodologías clásicas de la citogenética, con lo cual se pretende conjuntar la genómica del paciente, sus características y lo que pudiera favorecer un genotipo de obesidad.

De esta forma, la mamá podrá ser prevenida de que ese niño debe tener mayor actividad, evitar que sea sedentario y controlar las calorías que consume, precaución que también se detectará y recomendará en los casos de quienes por genética no tienen ese problema, pero su entorno provoca que suban de peso.

Rodríguez Arellano recordó que la mayor parte de la obesidad en México es de tipo exógena, que es la que se desarrolla por una inadecuada alimentación o falta de ejercicio, y de conocimiento para tratar la enfermedad.

La especialista resaltó la importancia de esta investigación de cortes, por el número de participantes, así como por la gravedad del problema que padece uno de cada cinco infantes en México, pues la tendencia mundial en el aumento de la prevalencia de sobrepeso y obesidad en niños y adolescentes es particularmente alarmante.

‘Esta investigación es la primera en su tipo que busca abolir la aparición de la obesidad, con un seguimiento muy puntual a dos mil niños, para detectar la causa y el momento en que empieza a aparecer el problema, pues hasta el momento las estrategias que se han seguido contra este problema es ya con el paciente enfermo’, sostuvo.

En este proyecto del ISSSTE, señaló que irán incorporando a las mujeres embarazadas hasta sumar dos mil los bebés a analizar, y todas serán de la derechohabiencia de las clínicas de la zona sur de la ciudad, para lo cual se firmó un convenio con 12 clínicas que participan a partir de este mes.

Explicó que la investigación inicia desde que el pequeño es un feto, y una vez que nazca, ‘se quedaría en el laboratorio el cordón umbilical para tener la información genética; después, cada seis meses se tendrá seguimiento del niño sobre su peso y medida, para ver toda la escena desde antes del nacimiento’.

En ese contexto, resaltó que estos estudios sólo se pueden hacer en una corte, que es una investigación de alto costo y de varios años, que pone a la vanguardia al Hospital, pues se contará con una muestra representativa muy importante por la cantidad de los infantes que participarán.

Comentó que una de las ventajas de que esta investigación de seguimiento por más de 17 años se haga en el ISSSTE, es porque cuenta con una derechohabiencia cautiva, porque son trabajadores que regularmente tienen la prestación por toda la vida y sus hijos por lo menos hasta los 18 años.




Volver arriba