ITESM desarrolla nuevos fármacos para insuficiencia cardiaca

MONTERREY, Nuevo León (Notimex).- Especialistas del Centro de Investigación Básica y Transferencia del Hospital Zambrano Hellion del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM) desarrollan nuevos fármacos para personas que padecen insuficiencia cardiaca.

La institución privada señaló que dicha investigación la llevan a cabo en conjunto con los centros investigación cardiovascular más importantes en Latinoamérica.

Señaló que esto representa un paso hacia adelante para lograr desarrollar nuevos medicamento, actualmente en fase experimental con potencial efecto terapéutico, para la insuficiencia cardiaca.

El responsable de la investigación, Gerardo García Rivas, explicó que se conoce como insuficiencia cardiaca a la falla del corazón para bombear la cantidad de sangre suficiente para cumplir las demandas que el organismo solicita.

Refirió que en los últimos 20 años se han desarrollado tratamientos eficaces para retrasar la progresión de la insuficiencia.

“Pero nuestra investigación describe un potencial tratamiento nuevo, desde una perspectiva distinta, utilizando un sitio terapéutico que no había sido explorado”, indicó.

Manifestó que la investigación “Cardiac response to ß-adrenergic stimulation is partially dependent on mitochondrial calcium uniporter activity”, fue publicada el mes de marzo en el British Journal of Pharmacology.

Se trata, expresó, de un trabajo realizado en conjunto con el Centro de Investigaciones Cardiovascular de la Universidad Nacional de la Plata en Argentina, el Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez y el Methodist DeBakey Heart & Vascular Center.

Detalló que en la investigación se utilizaron fármacos experimentales, que actúan sobre la mitocondria, encargada de producir la energía en las células.

En un paciente con insuficiencia cardiaca existen alteraciones en la función de la mitocondrias, añadió.

Señaló que a través de esta investigación se encontró que estos fármacos son capaces generar efectos benéficos en modelos celulares y animales, a través de un mecanismo muy novedoso.

García Rivas expuso que los resultados permiten ofrecer un nuevo tratamiento para quien padece insuficiencia cardiaca que por más de 20 años no ha cambiado.




Volver arriba