Experta sugiere medir la cintura para control del peso

 

GUADALAJARA (Notimex).- La coordinadora de Salud Pública en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, Hilda Ahumada García, señaló que para evitar riesgos a la salud es conveniente medir la cintura periódicamente.

Indicó que la recomendación es hacerlo como mínimo una vez al año, para efectos de control y como parte del chequeo médico, ya que la grasa intraabdominal es metabólicamente más activa, llevando a altas concentraciones de ácidos grasos.

Detalló que la grasa en la cintura inhibe la captación de insulina, dificultando la captación de glucosa por el músculo, presentándose el fenómeno de insulino-resistencia.

Esta Hiperglucemia causa disfuncionalidad en el páncreas, y constituye un nexo directo con la diabetes mellitus, explicó la experta en Salud Pública.

Advirtió que en parámetros normales la cintura del hombre no debe ser mayor a 90 centímetros, mientras que en la mujer no debe rebasar los 80 centímetros, de lo contrario se corre un alto riesgo de contraer obesidad, así como enfermedades crónico-degenerativas.

Señaló que la detección oportuna y la prevención de la problemática es indispensable para tener una calidad de vida óptima, por lo que al detectar en dichas mediciones riesgos de cintura grande se procede a derivar al paciente a las aéreas correspondientes para iniciar un plan de sana alimentación y actividad física.

En este sentido, indicó, las mediciones de cintura, talla y peso se realizan por parte del médico familiar y la enfermera de los Módulos de Medicina Preventiva.

Agregó que tras detectar parámetros anormales se envía al paciente a Trabajo Social para su incorporación a grupos de apoyo, como el de Pasos para la Salud y al área de Nutrición para integrar un plan de alimentación (Carteras de alimentación).

Insistió en que el tener una circunferencia de cintura grande, representa infinidad de riesgos para la salud.

Explicó que el acumulo de grasa abdominal eleva un 44 por ciento el riesgo de diabetes mellitus, un 23 por ciento el riesgo de cardiopatía isquémica, y entre un siete y un 41 las probabilidades de contraer cáncer de colon, mama, endometrio, recto, próstata y de vesícula biliar.

Aunado a lo anterior, se asocia a otras patologías como osteoartritis, accidentes cerebrovasculares, hipertensión arterial, ateroesclerosis, várices, piedras en la vesícula, problemas hepáticos, tromboembolismo pulmonar y ácido úrico, sólo por mencionar algunas, dijo la especialista del Seguro Social.

Precisó que la medición debe hacerse con la cintura descubierta, estando de pie y con las piernas juntas, los brazos a los lados del cuerpo y el abdomen relajado. La cinta debe colocarse horizontalmente al nivel del ombligo, sin presionar.

 




Volver arriba