En diciembre, pico en atención por influenza estacional con 120 casos

MÉXICO (Notimex).— Los casos sospechosos de influenza estacional que atendió el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) reportaron el pasado 19 de diciembre un pico de 120 casos, motivados por las bajas temperaturas por la temporada invernal.

De acuerdo con el Reporte de Seguimiento Diario de Casos con Sospecha de Influenza, actualizada al 26 de diciembre de 2013, en esa fecha los casos se elevaron a 120 mientras que conforme continúa el registro, al 26 de diciembre los casos bajaron a 90.

Los datos que da a conocer la gráfica de casos de influenza estacional no precisa sobre decesos, pero sí indica que entre noviembre y diciembre el INER reportó casi 40 personas hospitalizadas, de las cuales, menos de 30 fueron intubados.

En los primeros meses de 2013, en enero se reportaron 155 casos, en febrero fueron 150 y en marzo 90; mientras que hubo menos entre agosto y septiembre con un promedio inferior a 60 casos.

Sin embargo, en los meses subsecuentes los casos de influenza fueron en aumento, para incrementarse de 60 a 90 personas.

El reporte del 7 de noviembre revela que los casos de influenza subieron a 93 y al 28 de ese mismo mes bajaron a 90.

Con referencia a 2012, el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) indica que fueron reportados 210 casos de influenza, de los cuales hospitalizaron 90 y estuvieron intubados 30 enfermos de influenza.

La recomendación general de la Secretaría de Salud (SSA) a las personas que presenten síntomas como cuerpo cortado, ardor de garganta, catarro, dolor de cabeza e incluso náuseas es evitar automedicación y acudir de inmediato al médico, pues consumir medicina sin prescripción profesional puede complicar el cuadro y provocar su hospitalización e incluso la muerte.

Para prevenir el contagio de influenza estacional recomienda no estar cerca de personas que padezcan la enfermedad; no exponerse a cambios bruscos de temperatura, ni al frío, cubrir la boca al salir a la calle, así como la cabeza y los oídos para evitar que el aire frío entre al organismo por boca y fosas nasales, principalmente.

También recomienda tomar muchos líquidos, en especial agua, comer frutas y verduras de la temporada, evitar bebidas frías, y a los menores de cinco años y adultos mayores ponerse la vacuna contra la influenza.

 




Volver arriba