Con luz fluorescente se puede detectar cáncer hasta 2 años antes

(Foto: Internet)

MÉXICO (Notimex).- México contará desde agosto con la primera prueba desarrollada a nivel mundial para detectar el cáncer cérvico-uterino hasta dos años antes de que se desarrolle.

El Hospital Juárez de la Secretaría de Salud (SSA) sería el primero en contar con esa innovadora tecnología denominada LuViva autorizada por la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), que ya se aplica en Europa, así como en Estados Unidos.

En el XIX Congreso Regional del Colegio Mexicano de Ginecología y Obstetricia, Mark Faupel, creador del equipo con el que se realiza la prueba preventiva, no invasiva, explicó que ésta se basa en la luz fluorescente, utilizada en la Nasa.

El rayo de luz que emite LuViva detecta los cambios físicos y químicos de las células precancerosas al penetrar entre tres y cinco milímetros del tejido cervical hasta la capa basal y va directamente a la detección de los marcadores moleculares del cáncer.

A diferencia de las pruebas del Papanicolaou y del virus del papiloma humano, esa innovación no requiere muestra de tejido y evita la tardanza del laboratorio, pues sus resultados, confiables al ciento por ciento, se obtienen en minutos y el examen dura un minuto.

LuViva logró aplicar esa tecnología a la salud, y aunque ahora sólo se utiliza para la detección preventiva del cáncer cervico-uterino, está en análisis para los de faringe, recto, piel y ovarios.

En su oportunidad Carlos Salazar López Ortiz, ex presidente del Colegio Mexicano de Ginecología y Obstetricia, subrayó que los cánceres cervico-uterino y el de mama son los principales causantes de muerte en mujeres mayores de 20 años, a pesar que son prevenibles en ciento por ciento si se detectan en etapa temprana.

Comentó que con esa prueba que no duele, como podría ocurrir con una biopsia, porque no modifica la estructura celular, se reduce hasta en 40 por ciento la incidencia de pruebas y de procesos innecesarios, con los subsecuentes ahorros económicos para el sector salud.

La prueba mediante la cual se pueden descubrir alteraciones físicas y químicas precancerosas en el cérvix con gran tiempo de anticipación se puede aplicar a partir de los 16 años, principalmente en casos con factores de riesgo.

En tanto el director médico Carlos Lugo destacó que también se platica con representantes del IMSS y del ISSSTE interesados en hacer un protocolo que compruebe los ahorros y la eficacia de ese procedimiento.

Etiquetas:, , ,