Afirman que influyen genes en enfermedades gastrointestinales

AGUASCALIENTES (Notimex).- Los genes NOD1 y NOD2 influyen en el desarrollo de enfermedades gastrointestinales, según estudio realizado a 30 individuos que presentaban patologías sintomatológicas, así como con pacientes que no tenían problemas asociados a infección bacteriana.

Rodolfo González Segovia, investigador del Departamento de Microbiología de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA) dijo que las cuestiones genéticas pueden ser factores de susceptibilidad o resistencia para el desarrollo de enfermedades gastrointestinales, como la gastritis duodenal, el cáncer gástrico, úlceras, entre otras.

Añadió el especialista, en entrevista, que no sólo los factores ambientales, además el tipo de alimentación y las condiciones de estrés son los principales motivos que desencadenen estos padecimientos.

Comentó que dentro del estudio que él encabeza, se encontró que hay genes que despiertan sensores que llevan a cabo la formación de procesos inflamatorios en el sistema digestivo, así como el desarrollo de condiciones de alteración que son propicios para generar enfermedades.

Mencionó que dentro de la familia de genes ‘NLR’, particularmente los genes NOD1 y NOD2 son los que propician estas alteraciones.

La investigación surgió a partir de un estudio realizado a cerca de 30 individuos que tenían alguna patología sintomatológica relacionada con la bacteria que causa estas afecciones.

Así como la inclusión de una población de individuos que contaban con otro problema gastrointestinal, pero por otro problema no asociado a la infección de la bacteria.

Indicó que se realizaron muestras de extracción de ADN de la mucosa gástrica, para ver si estaban asociadas con el desarrollo de las patologías.

En ellas se encontró que los genes NOD1 y NOD2 tienen un patrón de naturalización mayormente asociado a la población que tenían problemas digestivos no relacionados a la infección de la bacteria.

Señaló que en el gen NOD1, se halló un patrón asociado a personas que tienen patologías sintomatológicas, con lo cual, se asume que hay cuestiones genéticas que desarrollan daño gástrico y polimorfismos de susceptibilidad para las enfermedades gastrointestinales.

Detalló que estos resultados son apenas un preliminar que permitirá ubicar un segmento que pueda generar una mayor asociación con el mal.

Adelantó que se pretende llevar a cabo este estudio para una población de aproximadamente 500 pacientes de Aguascalientes, para entender de mejor forma los problemas gastrointestinales y no asegurar que la bacteria es la única causante de la enfermedad, sino también la genética del individuo.

Finalmente, refirió que la bacteria no es tan mala como se pensaba hace años, puesto que es un patógeno altamente frecuente en la población a nivel mundial y que cerca del 60 por ciento de quienes están expuestos a la bacteria, pero que no a todos los que son parte de este porcentaje les genera problemas gastrointestinales.




Volver arriba