Responde Peña Nieto a las diez preguntas de Cuarón

El gobierno federal respondió a las 10 preguntas planteadas por el cineasta Alfonso Cuarón sobre la reforma energética.

Luego de que el lunes el ganador del Oscar a Mejor Director publicó un desplegado, el mandatario federal indicó que contestaría a las preguntas cuando presentara sus iniciativas de leyes reglamentarias a la reforma constitucional, lo que ocurrió por la tarde.

El portal “ADN Político” recuerda que tras la presentación de las propuestas de legislación secundaria, la Presidencia de la República difundió un documento titulado “Preguntas y respuestas sobre la Reforma Energética”, en el cual refrasea las preguntas del director de Gravity y expone sus argumentos a favor de la modificación impulsada por la actual administración, que fue apoyada por el PAN pero rechazada por la izquierda.

A continuación la pregunta planteada originalmente por Cuarón, y el resumen que hace el portal de la respuesta dada por el gobierno federal:

1.—  ¿Cuándo bajarán los precios del gas, gasolina, combustóleo y energía eléctrica? ¿Qué otros beneficios tangibles se esperan de la Reforma? ¿Cuál es el cronograma de esos beneficios?

La respuesta de Peña Nieto indica que la reducción de las facturas de luz y los precios de gas se dará “a más tardar dos años después de la fecha de entrada en vigor de la legislación secundaria”, que tras ser enviada al Congreso deberá discutirse en un período extraordinario o en el próximo período ordinario, a comenzar en septiembre.

“Ésta no es una reducción voluntariosa, populista o por decreto. Es una reducción sostenida como resultado de que bajarán los costos de producción y de generación, y por lo tanto ocurrirá conforme se lleven al cabo las inversiones en gas y en electricidad”, indica la contestación de Peña Nieto.

Esto, gracias a la inversión de empresas privadas para producir gas natural por sí solas o asociadas con Pemex, pagando impuestos en el país, y de la competencia que desatarán entre sí.

Adicionalmente, el gobierno proyecta la creación de 500,000 empleos adicionales en 2018 y 2.5 millones de empleos adicionales en 2025; 1% adicional de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2018 y 2% adicional en 2025, y aumentar la producción de fertilizantes.

2.—  ¿Qué afectaciones específicas habrá al medio ambiente con prácticas de explotación masiva? ¿Qué medidas se tomarán para protegerlo y quién asumirá la responsabilidad en caso de derrames o desastres?

El gobierno recuerda que la reforma prevé la creación de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos, como un órgano desconcentrado de la Secretaría de Medio Ambiente para supervisar la protección ecológica y la salud de los trabajadores.

“Se adoptarán las mejores prácticas internacionales desde el punto de vista de responsabilidad plena de cualquier contratista que esté llevando al cabo actividades de exploración y explotación. En este sentido, la iniciativa de legislación secundaria establece con claridad que son las empresas petroleras las responsables de cualquier afectación al medio ambiente”, abunda el documento.

3.—  Los hidrocarburos son recursos no renovables y su impacto en el medio ambiente es enorme. ¿Existen planes para desarrollar tecnologías e infraestructuras de energía alternativa en nuestro país?

La administración federal indica que los planes de energías alternativas ya se llevan al cabo a través de los tres Centros Mexicanos en Innovación en Energía, financiados por la Secretaría de Energía y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

El documento menciona otras medidas como el establecimiento de Certificados de Energías Limpias que fomentarán un mayor uso de esas fuentes para la generación de electricidad en el país; promete la presentación de una ley de Geotermia para aprovechar el calor de origen volcánico en las aguas subterráneas del país.

Además, recuerda que, como parte de la reforma hacendaria de 2013, se estableció un impuesto especial para el uso de combustibles que liberan bióxido de carbono, y que las inversiones que usen energías limpias tendrán deducibilidad inmediata para efectos del Impuesto Sobre la Renta (ISR).

4.— De la reforma aprobada derivarán contratos multimillonarios. En un país con un estado de derecho tan endeble (y muchas veces inexistente) como el nuestro, ¿cómo podrán evitarse fenómenos de corrupción a gran escala?

La respuesta enlista siete mecanismos de transparencia y combate a la corrupción, “que obedecen a las mejores prácticas internacionales”:

 -todas las licitaciones de contratos y licencias de servicios, utilidad o producción compartidas para gas o petróleo serán públicos.

-los contratos contarán con cláusulas de transparencia.

-las empresas deberán hacer públicos sus costos y los pagos que reciban.

-serán públicos, transparentes y auditables los recursos que reciba el Estado por el gas o el petróleo que se extraiga, así como la forma en la que los utilice.

-los órganos reguladores estarán sujetos a estrictas normas de transparencia y rendición de cuentas, como un código de ética; impedir a los comisionados conocer de asuntos en que tengan conflictos de interés; sus sesiones, acuerdos y resoluciones se harán públicas, y habrá audiencias con los sujetos regulados, con con la presencia mínima de dos comisionados en reuniones con las empresas y con una minuta en todos los casos.

-Pemex y CFE deberán revelar información en los mismos términos que las empresas que cotizan en bolsa, bajo los más estrictos estándares internacionales.

-arreglo institucional de pesos y contrapesos entre cuatro instancias del Estado que asegura la transparencia y la rendición de cuentas en el diseño, administración y licitación de los contratos de exploración y extracción de hidrocarburos e impiden que su asignación sea la decisión discrecional de una sola autoridad.

5.— Las trasnacionales petroleras en el mundo tienen tanto poder como muchos gobiernos. ¿Qué medidas se tomarán para evitar que el proceso democrático de nuestro país quede atrapado por financiamientos ilícitos y otras presiones de los grandes intereses?

La contestación enumera tres estrategias “para evitar la captura regulatoria de intereses políticos”:

-Se separan las decisiones técnicas del proceso político-electoral, a través de órganos especializados con personalidad jurídica propia, autonomía técnica y de gestión, y autosuficiencia presupuestal, encargados de otorgar contratos y regular al sector.

-Los procesos se llevarán al cabo en varias instancias, asegurando esquemas institucionales de pesos y contrapesos; y ningún contrato se asignará de forma directa, sino a través de licitaciones abiertas y transparentes. “Quien gane una licitación será quien ofrezca el mayor beneficio al Estado mexicano por sus actividades”, asegura.  

-Se plantea “total transparencia y rendición de cuentas” para involucrar a la ciudadanía en la exigencia a las autoridades.

6.— ¿Con qué herramientas regulatorias cuenta el gobierno mexicano para evitar que se impongan las prácticas de depredación que puedan cometer las empresas privadas que participarán en el sector?

El gobierno asevera que la toma de decisiones recaerá en tres instituciones: la Secretaría de Energía, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) y la Agencia de Seguridad Industrial y Protección al Medio Ambiente, que velarán para evitar estas prácticas depredatorias y permitir la recuperación total de los hidrocarburos a lo largo de la vida productiva de los yacimientos, con obligaciones de reparación en caso de afectaciones ambientales.

7.— ¿Cómo asegurar que la reforma incremente la productividad de Pemex si no se enfrenta el problema de la corrupción dentro del sindicato?

La respuesta plantea que es posible alcanzar niveles de productividad comparables con los más altos del mundo, como observa en sectores abiertos a la competencia como el automotriz o el aeroespacial, y agrega que así lo refrenda la experiencia en otros países de la región donde se abrió el sector, tales como Brasil o Colombia.

Además, recuerda que el sindicato de Pemex no toma más decisiones en la paraestatal, y que la reciente reforma de transparencia obliga a los gremios a abrir sus cuentas sobre los recursos públicos que reciben.

“La Reforma parte de la premisa de que no es función del Sindicato tomar decisiones gerenciales. Una muestra de ello es que desde la reforma constitucional se estableció que el sindicato ya no participará en el Consejo de Pemex. Asimismo, debe de haber total transparencia por parte del Sindicato con respecto de los recursos que recibe provenientes de entidades públicas”, señala.

8.— Si Pemex aportó durante 70 años más de la mitad del presupuesto federal (con el que se construyó la infraestructura nacional, se sostuvo la educación y los servicios de salud gratuitos), ahora que el aporte del petróleo no irá directamente de Pemex a las arcas, ¿cómo se cubrirá dicho presupuesto?

La respuesta de Peña Nieto confía en que la reforma permitirá revertir la caída en la producción a través de contratos que atraigan inversión privada y reduzcan los riesgos en los que el Estado incurre al desarrollar nuevos proyectos.

“La renta petrolera seguirá aportándose al Estado mexicano. Para asegurar lo anterior, los contratos se asignarán sólo a quien ofrezca el mayor pago al Estado mexicano. Eso implica que la renta petrolera asociada a la producción adicional seguirá siendo de los mexicanos, fortaleciendo las finanzas públicas”, agrega.

9.— ¿Cómo asegurar que las utilidades no se canalicen a la expansión de la burocracia sino que lleguen al propietario original de esos recursos, que es el pueblo mexicano?

La administración federal destaca que la instancia encargada de recibir los recursos derivados de esta apertura —excepto los impuestos— será el Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo, un fideicomiso del Banco de México integrado por cuatro consejeros independientes, ratificados por el Senado, además el gobernador del Banco de México y los secretarios de Hacienda y Energía.

Este Fondo destinará recursos al ahorro a largo plazo y a investigación.

“Queda claro que la Reforma Energética a través de estas disposiciones, cancela absolutamente la posibilidad de que las utilidades llegaran a canalizarse a la expansión de la burocracia”, enfatiza la contestación de Peña Nieto.

10.— Dos experiencias desastrosas permanecen en la memoria de los mexicanos: la quiebra de 1982 (luego del dispendio, la ineptitud y la corrupción que caracterizó el manejo de la riqueza petrolera de los años 70) y las reformas discrecionales y opacas de tiempos de Salinas de Gortari, buenas para las manos privadas pero dudosas para los consumidores.

¿Qué nos garantiza que esas experiencias, que han ahondado los abismos sociales, no se repitan? Usted y su partido cargan con la responsabilidad histórica de estas reformas. ¿Cree realmente que el Estado mexicano tiene los instrumentos para llevarlas al cabo con eficacia, sentido social y transparencia?

La respuesta presidencial destaca que la reforma “busca justamente evitar el que se repita una crisis como la de 1982” evitando “recurrir a un endeudamiento público excesivo” y optando por permitir “una mayor participación de inversión privada que disminuya, para el Estado mexicano, los costos y riesgos de la exploración y producción de crudo”.

Otra solución que ofrece es “un sistema abierto con fuerte competencia, total transparencia y plena rendición de cuentas”.

Peña Nieto reitera que no se está llevando al cabo una privatización, sino que las empresas públicas saldrán fortalecidas y seguirán siendo 100% propiedad del Estado.



Volver arriba