Veneran en Puebla a Cristo proveniente de Austria

 

PUEBLA (Notimex).- La población de la comunidad de Santa Ana Xalmimilulco, perteneciente a Huejotzingo, se alista para venerar un año más la imagen de un Cristo que llegó en 1844, proveniente de Viena, Austria.

La celebración tiene lugar el cuarto viernes de cuaresma, con el fin de agradecer el sinfin de milagros atribuidos a la imagen denominada por los habitantes como Preciosa Sangre de Cristo.

Laura Cristina Amaro César, asesora de Cultura de Huejtzingo, relató a Notimex, que la imagen originalmente, debería asentarse en la comunidad de San Salvador El Verde, perteneciente a San Martín Texmelucan, pero decidió quedarse en Xalmimilulco.

Hacendados de San Salvador El Verde, a fin de protegerse, solicitaron a Viena que les enviara un Cristo.

La imagen de 1.65 metros llegó al puerto de Veracruz y de ahí siguió su camino rumbo a San Salvador El Verde, pero detuvo su paso al llegar a Santa Ana Xalmimilulco, donde llegó en peregrinación y fue recibida con una gran fiesta.

‘Dos días después, la imagen siguió su camino a Huejotzingo y a otras comunidades, pero sin razón aparente regresó a Xalmimilulco, entonces los fieles dieron por hecho que era deseo de la imagen pertenecer a esta comunidad; además que estaban sus pies marcados de lodo’, dijo. Xalmimilulco está en náhuatl y significa ‘En el arenal espeso’, por lo que los pobladores al ver los pies del Cristo sucios de lodo, aseguraban que la imagen pertenecía a esa comunidad y desde entonces se le venera.

Los milagros atribuidos a la efigie de la Preciosa Sangre de Cristo son incontables.

Cuentan los pobladores que en la época de la Revolución Mexicana, grupos vandálicos cometían una serie de robos y saqueos a su paso por los pueblos, pero en Xalmimilulco, los fieles rogaban al Cristo que los protegiera y no sufrían hurtos, sus mujeres no eran robadas y sus bienes no sufrían desmanes.

Otro de los milagros, relató Amaro César, es que hace años atrás, durante el temporal de lluvias, el río Xochiat solía desbordarse, pese a que los pobladores colocaban costales de arena en las laderas, afectando así sus viviendas.

Esta situación llevó a los fieles, movidos por su fe, a hacer rezos e imploraciones a la imagen, lo que contenía el agua en su caudal.

Fue el 17 de marzo de 1944, cuando el arzobispo Pedro Vera y Zuria concede a la parroquia elevarla a la dignidad de Santuario, ya que él mismo vivió uno de los milagros atribuidos a la imagen Preciosa Sangre de Cristo a quien se encomendó cuando éste enfermó de viruela y recuperó su salud.

Este año –dijo Laura Cristina Amaro– también estaremos celebrando 70 años de la denominación de Santuario, debido a tantos y valiosos milagros que ha concedido la imagen y que se han dado a conocer por vecinos y sacerdotes.

La imagen denominada por los fieles como Preciosa Sangre de Cristo mide 1.65 metros. Está enclavado en una cruz de madera robusta y la imagen está hecha a base de cerámica.

Al contar con 170 años ha sido sometida a trabajos de restauración, principalmente en el rostro. El templo católico conserva una arquitectura de mediados del Siglo XVIII. Recientemente, ha sido redecorados el altar mayor y la capilla del Sagrario que en otros tiempos se hallaba el bautisterio.

En sus columnas destacan los estilos dórico y jónico, su decoración cuenta con 20 mil hojas de oro. Esta fiesta no solo es religiosa, sino también cultural, llena de historia y tradiciones que conservan sus cerca de 16 mil 125 pobladores, la mayoría de ellos dedicados a la maquila y a la producción de leche y productos derivados.

Santa Ana Xalmimilulco se localiza a escasos 30 minutos de la capital del estado, y se puede llegar a través de la carretera federal o por la autopista México-Puebla, a la altura del kilómetro 99, y se esperan poco más de 15 mil peregrinos y cerca de 50 mil visitantes.

 




Volver arriba