Cardenal Rivera Carrera llama a tener y dar alegría esta Navidad

MÉXICO (Notimex).- ‘Esta noche, es noche de contemplación, se necesita capacidad de admiración, se necesita sencillez; necesitamos hacernos como niños para alegrarnos por la buena noticia, el nacimiento de Jesús’, destacó el cardenal Norberto Rivera Carrera.

Durante la misa de Navidad celebrada en la Catedral Metropolitana, indicó que todo niño que nace debe ser un motivo de alegría y de esperanza, todo niño que nace es una señal de que a pesar de todo, Dios sigue creyendo en los hombres.

De acuerdo con el arzobispo primado de México, todo eso parece paradoja, parece contradictorio: pues “esperamos de este niño alegría, paz, justicia y salvación, pero al mismo tiempo, nos encontramos con un niño en un pesebre, rodeado de debilidad, de impotencia y con una pobreza impactante”.

Con el nacimiento del Niño Jesús, Dios ha trastornado esas falsas certezas de los hombres, porque “Dios ha elegido lo que el mundo considera necio para confundir a los sabios; Dios ha elegido lo que el mundo considera débil para confundir a los poderosos”. Por esto nos ha dado este gran signo: un Niño en un pesebre, anotó.

Rivera Carrera aseguró que sólo Dios podía pensar en un cambio tan radical de la lógica humana, sólo Dios podía pronunciar un ‘no’ tan absoluto a lo que los hombres siempre hemos considerado como nuestra escala de valores: la riqueza, el poder, los honores, la autoridad.

Porque “realmente algo nuevo ha comenzado con este niño, los grandes, los poderosos, los fuertes ya no nos deben causar miedo, el poder de Dios es este niño, frágil, débil, pobre y marginado. El es nuestra fuerza, El es nuestra esperanza”.

En este marco, Rivera Carrera refirió que los modernos medios de comunicación social son vehículos maravillosos de noticias que nos llegan de los lugares más apartados del mundo, desafortunadamente las noticias que este año nos han llegado en gran parte vienen marcadas con el signo negativo.

Así que vale la pena tener presente que la noticia que hoy recibimos es una buena nueva, “les anuncio la buena noticia, la gran alegría para todo el pueblo, hoy les ha nacido un Salvador”, puntualizó.




Volver arriba